Historia

Forma la planta un polígono regular de sesenta lados, con un diámetro de 99,80 metros, ocupando esta superficie una galería exterior de 3,80 metros de ancho; otra segunda galería de igual dimensión, en que están emplazados los palcos y gradas cubiertas, y otra tercera zona, en la que están colocadas las dieciséis filas de gradería que constituyen los tendidos.

La superficie interior restante está empleada en el redondel o arena, de 60 metros de diámetro, y en el callejón de barrera, de dos metros de anchura. En su elevación consta el edificio de tres pisos, destinados: el primero, a los asientos de tendido; el segundo, al palco presidencial, palcos particulares y gradas cubiertas, y el tercero, un palco regio, palcos particulares y gradas cubiertas. Hacia la parte del Sur tiene un pabellón saliente, semejante al de la plaza de Madrid, de 15 metros de longitud y 5,15 de resalto, en cuyo centro se halla situada la puerta principal, que da acceso al departamento del conserje, guadarnés, almacenes y escaleras que se dirigen a los palcos regios, del Ayuntamiento y particulares: el número de pisos de este pabellón es el mismo que el del resto del edificio, y en principal y segundo están situados los salones del Consejo de la Compañía; y otro de descanso para las autoridades, todos con admirables vistas a la preciosa campiña y al mar.

En dirección al Oeste, y adosados al edificio, están los corrales para el ganado, de 27 metros de longitud y 7 de latitud, que comunican por tres grandes puertas con la sala de apartado que da paso a las doce jaulas de 2,50 metros de largo por 1,80 metros de ancho, formando cada seis un departamento con puertas independientes al coso. Sobre estos toriles está emplazado un palco para la diputación de fiestas, ganaderos y servicios de la plaza: flanquean este departamento dos grandes puertas, que conducen: la de la izquierda, a la sala de diestros, capilla y enfermería, y la de la derecha comunica con las cuadras, capaces para 40 caballos; todo esto, acondicionado de tal modo, que las comunicaciones se hacen con perfecta regularidad, tanto por fuera como por dentro de dichas dependencias.

Se cuentan quince puertas de salida, de cuatro metros de ancho cada una, y son: la puerta principal, cuatro generales de entrada, y diez que corresponden a otros tantos vomitorios o escotillones, que dan ingreso a los tendidos.

Corre por debajo de la bóveda una amplia galería de tránsito, con los correspondientes jardines y urinarios, y contiene además la planta baja once locales para bodegas o almacenes, de 140 metros cuadrados cada uno, sin comunicación entre sí ni con el interior de la plaza.

El edificio resulta cimentado sobre tres coronas poligonales combinadas con muros en sentido de los radios de circo, sobre los cuales descansan bóvedas de cañón en las dos galerías exteriores, enlazadas con otras cónicos en rampa,que terminan en un arco por tranquil, dando lugar estas dos últimas construcciones al emplazamiento de los tendidos que son de piedra palomera.
Sobre la cimentación exterior se halla colocado en fachada un zócalo de piedra, de la sierra de San Cristóbal, de 1,20 metros de altura y desde esta altura hasta su coronación aparece el muro construido de fábrica de ladrillo, prensado en limpio, decorado por medio de resaltos del mismo material en pilastrones, arcos impostas y multitud de alicatados, que con un friso de azulejos y antepechos de brillantes colores, con atributos M toreo y las armas de la ciudad, constituyen el adorno de dicha fachada, en la que hay practicados, para iluminar y ventilar las galerías, 360 huecos de medio punto, que dan a la plaza una perspectiva sumamente ligera y variada.
Los muros interiores están construidos de mampostería, con piedra sillería en los ángulos, jambas y cerramientos, y reforzados con pilares de ladrillos; el arco interior de la plaza resulta formado por 122 columnas de hierro fundido, distribuidas en los dos pisos y enlazadas entre sí por vigas armadas de hierro laminado; las barandilla son de hierro de T con adornos de fundición; y aunque no obedece a un orden arquitectónico fijo, su ornamentación es el resultado de sus materiales, que constituyen un todo armónico, modelo de esbeltez y elegancia.

La capacidad de la plaza es de 12.186 personas, ocupando cada una medio metro».

Otra de las peculiaridades de la historia taurina de El Puerto de Santa Maria, son los festejos a plaza partida; para aquellos que desconozcan esta modalidad, le diremos que se trata de dividir la plaza transversalmente y efectuar festejos a ambos lados, para más información pueden hacer "click" más abajo.

LAS PLAZAS PARTIDAS

El Puerto de Santa Maria, ciudad situada en el centro neurálgico de la Bahía de Cádiz, es reconocida culturalmente por la ciudad de los 100 palacios; Aranibar, Valdivieso, Purullena, Vizarron y otros que fueron hacienda de cargadores de indias, Patek Philippe replicahaciendo de la Muy Noble y Leal ciudad de El Puerto de Santa Maria. centro de atención de la provincia de Cádiz.

Esta ciudad siempre ha sido villa privilegiada por la alta aristocracia y familias reales, que escogieron este rincón para su descanso. Pero también fue y aún sigue siendo muy reconocida por las corridas de toros.

Cuenta nuestro ilustre paisano D. Hipólito Sancho, que en el siglo XVII concretamente en el año 1.697 se celebró por primera vez una fiesta de toros en Plaza de la Iglesia Mayor. Desde entonces hasta nuestros días son múltiples los festejos taurinos que se han celebrado en nuestra ciudad.
Por ella han pasado las más ilustres figuras del toreo de los siglos XVIII y XIX, COSTILLARES, PEPE-HILLO, PEDRO ROMERO, PAQUIRO, CUCHARES entre otros que tantas tardes de gloria dieron a la fiesta y por añadidura al reconocimiento a una ciudad netamente taurina.

De todos los festejos que se celebraron durante esa época, cabe destacar los de a PLAZA PARTIDA, hecho singular y único que en pocas ciudades españolas se han celebrado.

El primero de estos festejos de los que se tienen noticias, se celebró el 12 de Julio de 1.835, se lidiaron 10 toros, los 4 primeros a plaza entera y los 6 restantes a plaza partida, levantándose la barrera divisoria en breve tiempo. Los toros eran 4 de la viuda de Montero de esta ciudad, y los 6 restantes de D. José M. Alvareda, también de El Puerto, siendo lidiados por JUAN HIDALGO de San Fernando (Cádiz) y Luis Rodríguez de Sevilla, actuando de media espada JOSÉ DÍAZ "MOSQUITA" de Cádiz y sobresaliente FRANCISCO BENITEZ "EL PANADERO" de El Puerto.

En aquélla época, los picadores eran incluso más populares que los matadores, Cristóbal Marchante de Medina Sidonia (Cádiz) Carlos Puerto y Erasmo Olbera de El Puerto, formaban parte de este cartel tendrían que pasar 32 años para que se volviese a celebrar nuevamente este tipo de festejo.

En esta ocasión fue el 1 de septiembre de 1.867, lidiándose 7 toros, 4 de Nuñez Pardo y tres de Eduardo Shelly de Vejer de la Frontera (Cádiz). En primer lugar se corrieron 3 a plaza entera que fueron estoqueados por ANTONIO SANCHEZ "EL TATO" , y después se dividió el ruedo con la valla correspondiente y en competencia de ganaderías se lidiaron a uno y a otro lado los 4 restantes por el gaditano JOSE PONCE y el Cordobés MANUEL FUENTES "BOCANEGRA".

Estos dos primeros festejos de los que se tienen noticias, se celebraron en plaza de madera en los terrenos del Ejido de San Francisco, en el mismo lugar donde está construida la actual plaza. Esta plaza de madera fue reducida a cenizas por las llamas en1.877, dando lugar con ello a que D. Tomas Osborne Bohl de Faber y otros creen la junta iniciadora para la construcción de una plaza fija.

La tercera corrida a plaza partida solo tardó 16 años en celebrarse después de la anterior en 1.867. Seria un 2 de septiembre de 1.883, es decir 3 años después de inaugurarse la actual plaza. Cuando se celebró este tercer festejo, se calcula que unas 15.000 personas vivieron el magno acontecimiento.

En esta ocasión fue una corrida de 8 toros de la ganadería de Ignacio Martín que fueron lidiados por HERMOSILLA, LABI, BOCANEGRA y MAZANTINI Los 4 primeros toros se lidiaron a plaza normal y los restantes a plaza partida, dándose la circunstancia que la valla divisoria (según cuenta D. Manuel Martínez Alfonso. en su magnifico libro Plaza Real) se instaló en el tiempo record de 7 minutos.

El cuarto de estos festejos (6 de agosto de 1.922) fue una novillada con 8 toros de D. Francisco Molina. Habían transcurrido 39 años del anterior festejo, en esta ocasión ya la valla divisoria estaba montada cuando los espectadores entraron en el coso.

En primer lugar se lidiaron los 4 primeros novillos a plaza partida y los 4 restantes a plaza normal, previamente en el descanso se había desmontado las vallas.
Los matadores que estoquearon estos 8 novillos fueron, FRANCISCO REDONDO de Chiclana de la Frontera (Cádiz) y el asturiano MIGUEL CASIELLES, ambos actuaron simultáneamente.. Los 4 restantes a plaza normal fueron lidiados por el gaditano JOSE AMUEDO y el sevillano DOMINGO CORREAS MONTES.

Como anécdota cabe destacar la singularidad de los carteles, donde se anunciaba que habría 2 juegos de mulillas; los precios de esta corrida fue de 6 pesetas la sombra y 3 pesetas el sol.

El quinto de los festejos de este tipo se celebró el 31 de agosto de 1.958, en esta ocasión fueron 6 toros y 6 novillos, todos ellos de D. Carlos Núñez de Tarifa (Cádiz) que fueron lidiados por RAFAEL ORTEGA, GREGORIO SÁNCHEZ y JUAN ANTONIO ROMERO los toros, y los novillos por PEPE ÁLVAREZ de El Puerto, EMILIO OLIVA de Chiclana de la Frontera (Cádiz) y RAFAEL DE PAULA, de Jerez de la Frontera (Cádiz).

En esta ocasión el desfile de las cuadrillas se hicieron por puertas distintas y recorridos diferentes, habiendo doble puerta de toriles. También había dos bandas de música; en este espectáculo se cubrieron los tendidos y las gradas en su totalidad, siendo los precios de 190 pesetas el tendido de sombra y 90 pesetas el de sol.
Después de 37 años, el 14 de julio de 1.995 se celebra el sexto y hasta el momento último festejo de este tipo, fueron 6 toros de los Hdros. de Cebada Gago para los matadores FRANCISCO NÚÑEZ "CURRILLO", OSCAR HIGARES y VICTOR PUERTO, y 6 novillos de Viento Verde, propiedad de los Hnos. Peralta para JOSÉ LUÍS MORENO, CONRADO GIL BELMONTE y VICTOR MANUEL.

VER LA PLAZA EN IMÁGENES

Si quieres conocer el documento original fechado el 18 de noviembre de 1880, de los materiales empleados en la construcción de la plaza, pincha sobre la imagen de abajo.

"Con fecha 18 de noviembre de 1880 se emitió este documento curioso, presentado por D. José Maverri del Pulgar al caballero portuense D. Tomas Osborne, uno de los próceres aficionados a los que se debe que la ilustre ciudad de El Puerto de Santa Maria tenga la magnifica plaza que posee en la actualidad.
El documento, que reproducimos junto a estas líneas, es un acabado detalle de cuantos materiales fueron empleados en levantar la taurina fábrica, con indicación incluso de la cantidad de "agua para beber" que fué facilitada a los artesanos durante el tiempo de la construcción, que duró desde el día 1 de noviembre de 1878 hasta el 1 de mayo de 1880, es decir, año y medio justamente. La plaza, como ya se ha dicho más arriba, se inauguró el 5 de junio de 1.880.
Estamos (ante un documento) en 1880, Las primeras tardes melancólicas de un otoño andaluz, y es entonces cuando el jefe o el encargado de las obras hace entrega y dedicatoria del expresivo documento artesano-taurino al prócer D. Tomas Osborne....Tal vez sin darse cuenta, el autor deposita así una huella en la historia del toreo.
En este documento hay para el curiosos observador anotaciones de interés. Por ejemplo, se emplearon 50.000 unidades de piedra, que representa unos 900 metros cúbicos de material. De cal de blanquear se emplearon 3,75 metros cúbicos. En cuanto a los jornales podemos observar que se emplearon 41.923 en albañiles, 7.584 de carpinteros y 1.584 de pintores, pero los más curioso es el agua que bebieron, que fue la bonita cantidad de 126 metros cúbicos.
Si imprime la fotografía podrá darse mejor cuenta de lo curioso y valioso que es este documento."



 


Subir