Juan Manuel Garcia de Quiros Pérez

Juan Manuel Garcia de Quiros Pérez

Aficionado taurino

01 Mayo 2023

Tercio de Quites

 

Han pasado varios días desde la borrachera de toreo con las que nos deleitó el Genio de La
Puebla, y no, no voy a escribir sobre la faena de Morante; primero, porque ya se ha dicho
todo sobre ella y, segundo, porque para mí sería imposible plasmar en un papel lo que vi,
sentí y viví esa tarde en La Maestranza, se acabarían todos los adjetivos posibles para
describir lo que ocurrió esa tarde en el Arenal baratillero.

 

Hoy quiero escribir sobre algo que también sucedió esa tarde, el toreo a capote y los tercios
de quites, suerte que cada vez está más en desuso y se ven menos, ¡Con lo bonito que es
el toreo de capa!

 

Y uno de los mejores capoteros que hay hoy por hoy en el escalafón, Juan Ortega, que con
esos aires tan trianeros nos emocionó con ese toreo tan clásico de verónicas de la otra orilla
del río, amén de las medias de remate que fueron pinturas de Velázquez, contestandole
Morante con un quite que le correspondía y le volvió a replicar Ortega con otro quite marca
de la casa.

 

¡Cuánto se echa de menos esos tercios de quites! Tercios de quites como aquellos que
quedan en la memoria, que protagonizaron en el año 1996 Joselito y Ponce, chicuelinas,
verónicas, delantales, gaoneras, navarras, serpentinas, larga cordobesa y media de rodillas.
Como broche final, Joselito homenajeó a nuestro torero del Puerto, Galloso y sus gallosinas.

 

Otro tercio de quites inolvidable fue el que protagonizaron en Huelva el Juli y Talavante en
un mano a mano en 2012, en el que incluso parearon a un toro entre los dos. Y a modo de
anécdota, ya más alejado en el tiempo, queda para los antiguos aficionados la pelea en la
que incluso llegaron a las manos Paco Camino y el Cordobés en Aranjuez por un quite que
le hizo el niño sabio de Camas al maestro cordobés.

 

Y no, no podía ni debía dejar pasar escribir sobre la lección capotera que nos regaló el
diestro cigarrero desde que se abrió de capa para recibir al cuarto toro por faroles pegado a
las tablas, embriagarnos de unas verónicas de manos muy bajas, rematadas con la media y
una revolera muy garbosa para continuar con un galleo muy pinturero para llevar el toro al
caballo, lo que ocurrió a continuación fue la más bella sinfonía escrita en el coso de la calle
Adriano, chicuelinas con aires de Belmonte, continuar con unas tafalleras cogiendo el
capote casi por las esclavinas y pasándoselo por la faja y rematarla con una larga
cordobesa que la hubiese firmado el mismo Lagartijo, para terminar por gaoneras haciendo
honor a Gaona y a Pepe-Hillo, mientras la plaza era un manicomio, un hervidero de locura
con lo que acabamos de ver.

 

¡Que viva el toreo a capote!

 

Juan M. Gatcia de Quiros
 

 




Últimas Opiniones

¡Que dos toreros tiene Sevilla! (16 Abril 2024)
¿Que por qué soy taurino? (14 Abril 2024)
Don Daniel Luque. (13 Abril 2024)
Más Santiagos y menos Juampedros. (12 Abril 2024)
Martinez Ares arremete contra los taurinos (07 Febrero 2024)
De toros, ni las vacas entienden. (31 Enero 2024)
El mejor “Paseíllo” del mundo. (27 Diciembre 2023)
Suenan los clarines. (17 Diciembre 2023)
¡Hasta Siempre Amigo Rojas! (08 Diciembre 2023)
Francisco Rodríguez Mateo. (30 Noviembre 2023)


Subir