MIGUEL DEL PINO SUAREZ  “MIGUEL DEL PINO”
Fecha nacimiento: 20 de julio 1920
 Alternativa: 14 junio 1943  ALGECIRAS (Cádiz)
Padrino: Manuel Rodríguez “Manolete”
Confirmación: 12 octubre 1944
Padrino: Rafael Ortega "Gallito"
Defunción: 9 julio 1.992

Miguel del Pino    Nace Miguel en la calle de la Fuente, hermano del novillero Manuel del Pino al cual admiraba enormemente y el que le inculcó la afición al toro,  

 Tenia Miguel diez años cuando mató la primera res. Fue el 10 de agosto de 1930, en un espectáculo organizado en la plaza de toros de El Puerto, en una mezcla de toreo cómico y serio en el que era anunciado como “Niño del Matadero II” y alternaba con Antonio Suárez, mató un becerro de la ganadería de  D. Francisco Chica. Su hermano Manolo actuaba de director de lidia, gustando tanto el niño, que ya se auguraba en él una gran figura del toreo.

El 16 de noviembre volvió anunciarse nuevamente en el cartel con la solo primera letra de su nombre “M”, ya que las disposiciones gubernativas prohibían torear con menos de 16 años, esta “trampilla” de los empresarios no pasó desapercibida para las autoridades que no autorizaron el festejo, teniendo que ser sustituido por su hermano Manolo.

 Su corta edad y los acontecimientos de la guerra Civil, imposibilita su incorporación al planeta de los toros hasta el 17 de octubre de 1937, en un festival benéfico en la plaza de toros de El Puerto,  su ciudad natal. En el cartel su hermano Manolo, junto a Manolo Rodríguez de Cádiz y el isleño José Blanco, consiguiendo Miguel en esta su primera aparición “legal” las dos orejas y rabo del becerro de Villamarta.

 Al año siguiente concretamente el 3 de julio en la plaza de toros de San Fernando (Cádiz), viste por primera vez su traje de luces, crema y negro, alternando con Paquito Casado y José Blanco con novillos de Villamarta, no pudiendo ser mas exitoso su debut,  una oreja en el primero y dos rabo en el segundo.

 El 17 del mismo mes y año es en El Puerto donde actua nuevamente en unión de Paquito Casado y Paz Domínguez, cortando las dos orejas y rabo de su segundo novillo.

 Debuta con los del castoreño en El Puerto el día 16 de julio de 1.939, lidiando novillos de Muruve, alternando con Rafael Ortega “Gallito” y Pepe Luis Vázquez, con la mala fortuna que su primer novillo de nombre “Peleón” tercero de la tarde, le propino una gravísima cornada en la garganta.

 En la temporada siguiente 1940, cuando solo había toreado tres novilladas, se presenta en Madrid el 15 de agosto alternando con Rebujina y Manuel Calderón, por 
cogida de Calderón tuvo que lidiar tres novillos, obteniendo un clamoroso éxito, a pesar de no obtener trofeos.

 Una segunda novillada torea en Madrid ocho días después, con el Boni y Gallito, siguiendo con otras actuaciones en la misma temporada en Sanlucar de Barrameda con Paquito Casado y Sánchez Mejías, Jerez con Calderón y el Andaluz y tres más en Sevilla.

 La carrera hacia la fama le va a llevar al fin al año 1941 que marca sin duda el mejor momento del torero . El resumen de esta temporada es el siguiente: Festejos 46, toros matados 97, cortando 66 orejas y 12 rabos. Miguel del Pino se ha situado en el primer plano nacional, habiendo alcanzado en esa temporada el primer puesto en el escalafón de los novilleros.

 De sus triunfos en esa temporada cabe destacar tres,  el 8 de junio en Zaragoza, donde en su primero da tres vueltas al ruedo y al segundo le corta las dos orejas y el rabo, siendo llevado en hombros hasta la basílica del Pilar. El 21 de agosto en Madrid, en un mano a mano con el Boni, tres orejas y ocho vueltas al ruedo.

 En 1942 continúan sus éxitos, el número de novilladas toreadas es de 43, tres menos que el año anterior, va llegando la hora de tomar la alternativa.

 Y llega el 14 de junio de 1943, plaza de toros de Algeciras, es nada menos que el monstruo del toreo  Manuel Rodríguez “Manolete”, quien le concede el doctorado en presencia de Pepe Luis Vázquez, con el toro “Clavellino” de la ganadería de D. Juan Enrique Calderón, procedencia Veragua. Brinda el toro a D. Carlos Terry y obtiene después de una magnifica faena las dos orejas y el rabo.

Alternativa Miguel del Pino
 La semana siguiente corta cuatro orejas en Antequera, en un mano a mano con el mexicano “Cañitas”, pero aún la plaza de su pueblo no ha visto a su matador.

 Será el 15 de agosto, en una corrida de gala alternando con Manolete y El Andaluz con toros de Dª Carmen de Federico. Al terminar la temporada da un total de siete corridas.

 Hasta ese momento los toros le habían respetado, pero va a ser en 1944 cuando va a sufrir su primera cogida importante, es en la plaza de Cádiz en una corrida del  Corpus el día 8 de junio al lancear de capa al sexto de la tarde, de Isaías y Tulio Vázquez, es empitonado recibiendo una herida en la región iliaca de pronostico grave. Miguel con este percance perdió cuatro festejos, entre ellos la confirmación de la alternativa, la cual hubo de retrasarse hasta el 12 de octubre, con el toro “Barrilete” de Concha y Sierra, siendo el padrino Gallito y testigo el “Albaicin”. Se da la circunstancia que esta corrida hubo de suspenderse en el segundo toro, a causa de la fuerte lluvia.

 En 1945 no viste Miguel de luces, Cossio en su magnifica obra dice “si alguna vez  pudo hacerlo, fue recusado por quien podía imponer su voluntad.”

 Al siguiente año 1946, solo torearía tres corridas, dos de ellas en El Puerto, donde el 2 de junio alternando con “Armillita” y El Andaluz” obtuvo de su primer enemigo las
dos orejas, rabo y pata, pero a pesar de tan sensacional reaparición  en 1947 solo actúa en cuatro corridas y en el 1948 en dos, lo mismo que en 1949. Los ánimos del torero se vienen abajo, la grave cogida sufrida en El Puerto el 29 de agosto de 1.948 y el quiebro de sus esperanzas de marchar a América, son nuevos tropiezos en la esperanza de su recuperación..

 Después de tres años de ausencia de los ruedos surge de nuevo la expectación de ver a Miguel nuevamente, en esta ocasión reaparece de novillero, firmando solo cuatro corridas, tres en El Puerto y una en Sevilla. En 1954 son seis las novilladas que torea, y en 1955 solamente dos, Miguel ya no es el mismo Miguel, piensa que debe resignarse  ya a dejar los ruedos definitivamente.

 Pero en mayo de 1959 vuelve a reaparecer por tercera vez, concretamente  el 24 de mayo en unión de dos chavales jóvenes, Antonio Gonzáles y Emilio Oliva, a los que brinda su primer novillo de la tarde. El 21 de junio vuelve a aparecer en el ruedo de su ciudad natal, en esta ocasión con Emilio Oliva y Paco Camino, con toros de D. José Luis Osborne Vázquez, en una tarde  en que el espada es golpeado aparatosamente por su primer toro , sangrando abundantemente por la boca,  se retira a la enfermería y vuelve en un acto de honradez a lidiar su segundo toro, siendo volteado nuevamente sufriendo fractura  del brazo izquierdo y de la nariz y herida en la cabeza.

 Las ilusiones se acabaron y Miguel del Pino, torero entre toreros decide definitivamente alejarse de los ruedos, de esta forma acabó la trayectoria taurina en activo del primer matador de alternativa de El Puerto de Santa Maria, ya que continuó en el mundo del toro como asesor de la presidencia en los festejos taurinos de su ciudad natal.

 Fuente: Plaza Real 

VOLVER A MATADORES    VOLVER A HISTORIA