Toros Notables

Entrega número 27 - Arizeño...Arriero

301) Arizeño:

El (03-12-1967) fue otra memorable fecha para de la ganadería mexicana de San Miguel de Mimiahuapam, propiedad del Lic. Alberto Bailleres, porque se puede decir que los seis toros lidiados en la plaza El Toreo de Cuatro Caminos (ciudad de México, D.F), fueron de bandera; sus nombres: Zaino, Presidente, Don Pedro, Fundador, Arizeño -aludiendo a don Antonio Ariza, director de la casa Domecq- y Toñuco, dieron excelente juego, siendo lidiados en un mano a mano de lo dos Manueles: Capetillo y Martínez, que realmente inmortalizaron a todo el encierro; todos bravos a carta cabal, permitiendo a los dos famosos toreros mexicanos realizar extraordinarias faenas, siendo partícipe el ganadero, que en unión de los diestros, recorrió el ruedo recibiendo el más entusiasta homenaje de la concurrencia.

302) Arlequín:

El (26-11-1977), en el coso de la ciudad mexicana de Querétaro, se lidiaron ocho toros, de la ganadería mexicana de don Javier Garfias, siendo indultado Arlequín, por el diestro Eloy Cavazos, que esa tarde alternó con su paisano regiomontano Manolo Martínez, el hispano José Mari Manzanares y Miguel Espinosa (Armillita chico), que tomaba la alternativa. Cabe destacar que el torero alicantino, cortó cuatro orejas y un rabo, cerrando con broche de oro el festejo el hijo de Fermín, que también cortó apéndices. Todos los toros fueron ejemplares en la lidia.

NOTA: Los cronistas taurinos mexicanos AB y AAB, en el diario La Afición, con fecha (26-11-1999), y en la sección Efeméride Taurinas, dicen: «Alternativa de Miguel Espinosa (Armillita chico), en la ciudad de Querétaro, llevando como padrino a Manolo Martínez y de testigo a Eloy Cavazos y José Mari Manzanares, con Arlequín, de don Javier Garfias.

303) Armado:

El (11-08-1929), el diestro mexicano Luis Freg, sufrió una gravísima cornada en el muslo derecho, por el toro llamado Armado, de la ganadería de Palha, en la Monumental de Barcelona. Si Rodolfo Gaona disfrutó en Barcelona del máximo cartel, no menos puede decirse de dos contemporáneos suyos de talante estético muy inferior pero con arrestos para dar y prestar. En junio de 1916, en la flamante Monumental de Barcelona –que era la de Las Arenas ampliada-, Juan Silveti había confirmado su alternativa mexicana –no válida según el anacrónico reglamente de la época- llevando como padrino a su paisano Luis Freg, el torero de Nonoalco. Ambos mantuvieron en vilo a los barceloneses delante del bronco y cornalón encierro de los Herederos de don Joaquín Pérez de la Concha que despacharon mano a mano, y ambos disfrutaron de gran predicamento en la Ciudad Condal: Silveti al grado de verse anunciado, en agosto de 1923 y como culminación de una continuada racha de éxitos, para apadrinar la alternativa de la mayor esperanza del toreo catalán, el diestro de San Martín de Provensalts Eugenio Ventoldrá, un purista del volapié, pero dicha alternativa no llegó a consumarse por resultar herido el catecúmeno durante el tercio de quites del primer toro, y Luis Freg, como elemento fijo para las corridas «duras» de la temporada barcelonesa a lo largo de sus veintitrés campañas consecutivas en España, fama duradera y heroica ganada a fuerza de estocadas formidables y dramáticas cornadas, como la del (11-08-1929) que le tuvo varias semanas a las puertas de la muerte: seccionada la femoral por el primer astado de don José Pereira Palha Blanco de aquella tarde, llegó a declarársele la septicemia y le fueron suministrado los santos óleos (véase la biografía del personaje).

304) Armejito:

Novillo del ganado de don Eduardo Ibarra, bautizado con el nombre de Armejito, lidiado en una becerrada en la Real Maestranza de Caballería de Sevilla el (06-05-1905), hirió de muerte al aficionado Celestino Navarro al banderillearle.

305) Arquero:

En la plaza de Nuevo Laredo (Tamaulipas, México), fueron lidiados en febrero de 1963 los toros de la ganadería mexicana de don Mariano Ramírez: Arquero, con el número 80, que le tocó en suerte al diestro mexicano Manuel Capetillo, siendo un astado extraordinario; el segundo, llamado Observador, resultó bravísimo y correspondió al espada español Joaquín Bernardó, que le realizó una faena extraordinaria; y el tercer toro, también de bandera, Negociante, con el número 30, fue magistralmente toreado por Juan Silveti Reinoso. En esta memorable corrida, que aún deben recordar los aficionados de la plaza fronteriza, el ganadero don Mariano Ramírez, fue aclamado por el público al dar la vuelta al ruedo.

306) Arrabalero:

El astado de pelaje negro, llamado Arrabalero, herrado con el número 23, de la divisa de don Samuel Flores, criado en la bonita dehesa de Los Alarcones, en el término de Andújar (Jaén), fue corrido en primer lugar en el festejo celebrado en la Plaza DE Zaragoza El (11-10-1969), con el que Dámaso Gómez concedió la alternativa a Vicente Linares, actuando de testigo de la investidura José Fuentes. En aquella dehesa existía en la década de los años 1960 una cerca de malla metálica cubriendo un perímetro de unas mil hectáreas dedicada a la montería, especialmente de venados.

307) Arrajuno:

En la temporada de novilladas del año 1951, en la Monumental “Plaza México”, se lidió el novillo, de nombre Arrajuno, que resultó extraordinario, siendo uno de los bovinos más bravos de aquella temporada.

308) Arrallano:

El astado de pelaje negro meano, llamado Arrallano, marcado con el número 435, con 480 kilos de p. v-, perteneciente a la ganadería portuguesa de Murteira Grave, abrió plaza el (27-07-1969) en la madrileña de Las ventas, con el que confirmó su alternativa el desventurado espada José Falcón.

309) Arrastrado:

El (10-07-1910) hizo su presentación en la nueva Madrid, en una novillada nocturna, el novillero gaditano Manuel Díaz Domínguez, alternando con Adolfo Guerra y el Posadero. Le correspondieron los cornúpetos: Malagueño, de Contreras, y Arrastrado, de don José Pereira Palha. En la novillada del (06-09-1914), en la plaza de Cádiz, mató al novillo de Don Antonio López Plata, el primero de la tarde, que había producido la muerte del aragonés Jaime Ballesteros (Herrerín).

310) Arrecife:

Astado de pelaje cárdeno oscuro, llamado Arrecife, de la ganadería de don Félix Urcola -su debut en Madrid el (16-07-1904)-, lidiado en Madrid el (23-05-1915), el cual, arrancándose de lejos, recargando y sin salirse suelto nunca, tomó cinco varas y llegó a la muerte noble y poderoso; pero antes, en el segundo tercio, al ponerle un par de banderillas cambiando, el matador mexicano Luis Freg, salió con una cornada de 10 centímetros de profundidad por 18 de extensión, en el muslo derecho.

311) Arrecio:

El (29-09-1887), Arrecio, negro mulato, de la ganadería de don Francisco Gallardo y Castro -su antigüedad el (12-09-1886)-, de Sevilla, lidiado en Madrid el día al principio citado, fue el primero que mató Rafael Guerra (Guerrita) el día de su alternativa, cedido por Rafael Molina (Lagartijo ). Le dio una estocada hasta la mano, después de una buena faena de muleta. Fue picado por Antonio Bejarano y Millán (Pegote) y Francisco Fuentes. Los otros cinco toros de la corrida fueron del duque de Veragua XIV. Arrecio, aparece reseñado por don José María Rey (Selipe) en su obra Espartero y Guerrita, del que dice: «Arrecio, negro mulato, bien puesto, sacudido de carnes y marcado con el número 55.»

En otra crónica podemos leer: Casiano, el astado de pelo cárdeno, de nombre Casiano, de la ganadería española de don Juan Vázquez, fue el primero de dicha vacada que se lidió en Madrid el (29-09-1887). Tomó nueve varas, dio tres caídas y mató dos caballos. En esa corrida alternaron los diestros cordobeses Rafael Molina (Lagartijo) y Rafael Guerra (Guerrita), en Madrid y en cuya corrida recibió Guerrita la alternativa de manos de Lagartijo, que le cedió el toro Arrecío, negro mulato, de la ganadería de don Francisco Gallardo, de Sevilla, lidiado en Madrid el día antes citado, que fue primero que mató Rafael Guerra (Guerrita), al le dio una estocada hasta la mano, después de una buena faena de muleta. Fue picado por Antonio Bejarano y Millán (Pegote) y Francisco Fuentes. Los otros cinco toros de la corrida fueron del duque de Veragua. A este toro debe referirse José María Rey (Selipe), cuando dice: «Arrecío, negro mulato, bien puesto, sacudido de carnes y marcado con el número 55.», en su obra Espartero y Guerrita.) Los otros cinco toros de la corrida fueron del duque de Veragua XIV. En esa corrida, el gran picador Francisco Fuentes, que trabajó con Rafael Guerra (Guerrita) en cuantas corridas toreó éste antes de tomar la alternativa, el día de la ceremonia, el 29 de septiembre de 1887, formó tanda con Antonio Bejarano y Millán (Pegote), y el sexto toro, de nombre Romanito, del duque de Veragua, le dio una cornada en muslo que no le permitió ir a La Habana con Francisco Arjona Reyes (Currito) y Rafael Guerra (Guerrita). Organizada la cuadrilla de éste a su regreso de tierras americanas, ocupó en ella un puesto Francisco Fuentes, y su pareja fue Pegote.

312) Arrendatario:

El astado de la ganadería sevillana de Pablo Romero, llamado Arrendatario, fue lidiado en la Plaza de Toros de Murcia el (09-09-1974), al que se le otorgó el trofeo “Club Taurino de Murcia, destinado al ejemplar que resultas el más bravo de aquella Feria taurina.

313.1) Arriero:

Toro de la ganadería de don Rafael Laffitte y Castro -su debut en Madrid el (11-05-1875)-, lidiado en Bilbao el (22-08-1877). Arriero, sin volver la cabeza, aceptó 18 varas, dejando muertos en el ruedo ocho caballos. Aprovechando sus excelentes condiciones hizo con él Rafael Molina (Lagartijo) una faena memorable, coronándola con una estocada soberbia, saliendo cogido de tanto estrecharse con el toro, aunque ileso gracias a su serenidad.

314.2) Arriero:

El (28-05-1929), se lidiaron en la antigua plaza de toros, de la ciudad sultana andaluza de Córdoba, dos toros notables: Arriero, berrendo en negro, de la vacada de don Antonio Natera Junquera -su antigüedad en la Corte de el (27-09-1921), que hizo una magnífica pelea en todos los tercios, mereciendo que le diesen dos vueltas al ruedo durante el arrastre; y Dulcero, que resultó bravísimo y noble en la pelea, mereciendo dos vueltas al ruedo durante el arrastre.

315.3) Arriero:

El año 1941 se indultó en la plaza del antiguo coso mexicano de “El Toreo” (ciudad de México, D. F.), un extraordinario toro: Arriero, de la ganadería mexicana de Piedras Negras, que correspondió al después famoso matador Luis Procuna, y el que, tras ser indultado fue reintegrado a su dehesa y dedicado como semental, dando los siguientes años excelentes crías.

316.4) Arriero:

El toro de pelaje negro, llamado Arriero, marcado con el número 1, de la ganadería de don Manuel García-Aleas Carrasco, fue lidiado en Madrid el (25-06-1950). Magnífico ejemplar que lucía, junto a la divisa encarnada y caña de Aleas, un lazo negro como señal de luto por el fallecimiento del anterior propietario, el popular Manolo Aleas de la canosa barba.
 


Subir