Toros Notables

Entrega Número 70 - (camisero...campanario)

83.1 Camisero:

El (22-03-1959) sufrió una cornada gravísima en el tórax el famoso diestro mexicano Manuel Capetillo, por Camisero, de la ganadería mexicana de La Laguna, en la Monumental plaza México. Se trató en realidad de dos cornadas, una, primero, en la región testicular, siendo lanzando al aire; en la segunda, el pitón se le internó en el centro del pecho, atravesando pleura y un pulmón, y destrozando el pericardio, por lo que ha sido hasta hoy una de las cornadas más graves de la historia del torero. En el interesante programa de Televisión Azteca, titulado «Con un nudo en la garganta» aparecido el sábado 19 de enero del 2002, el propio don Manuel Capetillo II, narró la parte más importante de su fascinante biografía, detallando las cornadas que recibió de Camisero. Fue una narración que verdad nos dejó un nudo en la garganta. Inexplicablemente, a no ser por su profunda religiosidad y fortaleza física, logró salvar la vida. Oír de los labios del famoso torero mexicano las incidencias del percance, la horripilante intervención quirúrgica que en gran parte le salvó la vida, resultó algo que difícilmente se borrará de nuestra memoria. No hay más remedio que en honor de su nombre, de su valentía y virtudes humanas que decir: «¡Olé por Capetillo!

84.2 Camisero:

El (01-09-1963), el novillo, Camisero, de la ganadería mexicana de don Javier Garfias, se le concedió el indulto, en la Plaza de Toros de Ciudad Juárez (México). Fue lidiado por el torero de Tetela de Ocampo (Estado de Puebla, México), Joselito Huertas (*). Dio una lidia ejemplar, siéndole perdonada la vida a petición del público.

(*) En la nueva página web, fiestabrava.es, este diestro será uno de los primeros en ocupar la tribuna en el apartado: Reportajes: 1) Biografías de diestros famosos, de próxima publicación.

85. Camoruco:

El (23-02-1969), en ruedo de la Plaza de Toros de Valencia (Venezuela), salieron dos toros de bandera, el primero, llamado Pokarito, de la ganadería mexicana de Soltepec, de Reyes Huerta, que fue al primero que se le dio una vuelta al ruedo, después de ser lidiado por el torero de la tierra Curro Girón, al que por su extraordinaria bravura y nobleza, la cortó las orejas y el rabo, en medio de un delirio del público; el segundo de bandera de esa corrida se llamó Camoruco, al que Manolo Martínez le cortó las dos orejas y se le dio un arrastre lento.

86. Campabierto:

El astado de pelo negro, entrepelado, llamado Campabierto, de don Félix Moreno Ardanuy, lidiado el (07-05-1933) en la plaza de Burdeos (Francia), soportó cinco varas (*)con gran nobleza, derribando tres veces.

(*) La ganadería de don Félix Moreno Ardanuy (Peñaflor o Palma del Río, Córdoba) -con divisa azul celeste y blanca, y señal: higuera en la derecha y trenza en la izquierda, tiene antigüedad del (14-07-1845)- la adquirió de don Antonio Rueda y Quintanilla, marqués del Saltillo VI, en 1918 y presentó sus toros en Madrid el día (28-06-1919). Su origen real: (*)La parte de la vacada del conde de Vistahermosa que no adquirió don Juan Domínguez Ortiz (el Barbero de Utreta), se la repartieron Luis María Durán, Salvador Varea, Joaquín Giráldez y Fernando Freire. De la de don Salvador Varea: Ignacio Martín, Pedro José Picavea de Lesaca (a) y el marqués de Saltillo, y desde 1918, don Félix Moreno Ardanuy.

(**) Un total de 50 toros notables hemos consensuado, comenzado por el llamado Pantalones, lidiado en Madrid el (29-04-1855), de don Félix Gómez, que le produjo la muerte al banderillero Antonio Fernández (Oliva), que se encontraba ebrio, al cual el toro le tiró un derrote y le dio una espantosa cornada en la ingle derecha y parte superior del muslo, de unos 20 centímetros de extensión, penetrando en el vientre, con salida de los intestinos. A las siete de la tarde el día siguiente, (30-04-1855), falleció en el hospital. Y el último de la lista, cronológicamente, fue Andrajoso, lidiado en quinto lugar en la “temporada grande” 1951-52, en la “Plaza México”, que por su fiereza, pujanza y estampa, mereció ser considerado como el más bravo de aquella, obteniendo un trofeo conmemorativo el ganadero, como premio y distinción de su astado, que tomó cinco puyazos recargando a los caballos.


87.1 Campanario:

El (13-04-1916), tras haber toreado Florentino Ballesteros seis novilladas en Madrid, Barcelona y Valencia, recibió ese día su alternativa en la Corte, de manos de José Gómez Ortega (Gallito o Joselito), alternando con ellos Francisco Posadas. Esta corrida extraordinaria se organizó antes del comienzo de la temporada regular, para que Florentino Ballesteros pudiera ser incluido en el cartel de abono, según la práctica obligada en aquella época. Los toros fueron del conde de Santa Coloma, y el primero, cedido por Joselito según ritual, se llamó Campanario, de pelo negro zaino y marcado con el número 99. No pudo matar más que éste, pues fue cogido al entrar al volapié, y aunque no sufrió puntazo ni cornada, fue de importancia el magullamiento general, que le impidió seguir toreando. Puede considerarse el lector el concepto que artísticamente merecía Florentino Ballesteros con sólo fijarse que estando en los ruedos los colosos Joselito y Belmonte y otros matadores de sólida y justificada reputación, firmó para torear para torear aquella temporada de 1916, 63 corridas de toros, de las que sólo pudo torear 45, porque el día 18 de septiembre, toreando en Morón de la Frontera (Sevilla), astados de don Félix Urcola, sufrió una gravísima cornada en el pecho.

88.2 Campanario:

El (23-07-2000), en la Monumental plaza de toros de Barcelona, el diestro José Tomás, en una de sus clásicas faenas de dominio, valor a toda prueba, y pundonor, aprovechándose de las cualidades de Campanario, marcado con el número 78, de la ganadería española de Garcigrande, le cortó las dos orejas y el rabo, ante el entusiasmo de los aficionados barceloneses.
 


Subir