Anécdotas y curiosidades

¿SABIA USTED... cual ha sido denominada como la corrida mas desgraciada de la celebradas en la Plaza Real de El Puerto?

Se anuncia para el 4 de septiembre de 1892 una corrida de toros en El Puerto, ultima de dicha temporada, el empresario escoge para tal ocasión una corrida de toros de la ganadería de Don José Adalid, procedencia Núñez del Prado, y contrata a Guerrita y a Reverte, para que den cuenta de dicho encierro. Hasta aquí todo normal.

Días antes de la celebración del festejo, llegan los toros del campo al área donde descansaban antes de ser conducido para la plaza, -hoy en esa zona de encuentra el centro comercial El Paseo-. Al llegar los toros a tal área comenzó a levantar ampollas entre los aficionados que la catalogaron como bueyes por lo grande que era.

Dos días ante de la fecha prevista para la celebración de tal evento se lesiona Guerrita en Daimiel, al saltar la barrera. El empresario para que no le devolviera ninguna entrada, no anuncia la sustitución hasta el medio día del día de la corrida, lo que indigna a los aficionados ya que desde el día antes, se viera por la ciudad y paseando por sus calles al que fue el sustituto que no fue otro que José Centeno.

Para seguir aun con mas desgracia, la Guardia Civil cargo en taquilla contra los miles de aficionados que se encontraban en la misma intentado que la empresa le devolviera el dinero que habían invertido en tales boletos. Los poquitos que entraron según los cronistas de la época, menos de 1000 espectadores, vieron como el primer astado hirió a Reverte, sufriendo una fuerte contusión, un varetazo en la cadera izquierda y un rasguño en la ingle, que según el parte medico le impidieron seguir la lidia. Por tanto José Centeno sé tubo que quedar con los seis. El mismo toro que hirió a Reverte, le propino una cornada en la axila derecha a Centeno la cual le impedía seguir en la plaza, pero el pundonor de este torero hizo que saliera al ruedo, y según los cronistas de la época, lo mejor es que no lo hubiera echo ya que estuvo descentrado y sin acierto toda la corrida. El quinto toro manda a la enfermería al picador Carriles por un golpe en la cabeza, y para rematar la faena, Centeno se negaba a matar al sexto y él publico ya enfadado pedían que lo matase El Gato un aficionado practico de la vecina ciudad de Jerez.

El presidente del festejo multa a Centeno por aquella negativa, a los banderilleros Miguel Almendro y Antonio Lleido, por falta cometidas en la lidia, a la empresa le abrieron expediente, y al que esto escribe no llegó a multarle también, porque no me encontraba allí... que sino.

Por tanto pase para la historia de la tauromaquia portuense la fecha del 4 de septiembre de 1892, como la corrida mas accidentada de la historia de la Plaza Real, por las circunstancias que antes hemos contado.
 



¿LO SABIA USTED? Perfecto. ¿NO LO SABIA? Pues ya lo sabe.


Subir