Carlos V. Serrano

Carlos V. Serrano

Informador taurino -

22 Abril 2001

Sevilla y Jose Tomás

Llegó la fecha esperada, Domingo de Resurrección cuando aún olía a incienso y cera las calles de Sevilla, la Macarena y el Gran Poder acababan de regresar a sus capillas después de impartir su anual catequesis de fe, el coso del baratillo como es habitual, se ponía sus mejores galas para recibir una nueva temporada taurina, la cual ha despertado gran atención por parte del aficionado, porque será distinta a las anteriores, ya que faltara el aroma y la fragancia que durante los últimos años ha perfumado su ambiente; el romero.

Su olor no embriagará sus gradas y tendidos, las solapas no lucirán sus verdes ramos, ya todo ello pasará a formar parte de la historia, porque el genio que inmortalizo esta planta y la hizo popular dentro de la tauromaquia, así lo quiso, tomando aquella decisión que aunque se esperaba de un momento a otro, no dejo de asombrar a propios y extraños.

La Maestranza no es la misma sin Curro, cuarenta y dos años pisando su albero le contempla, el umbral de la Puerta del Príncipe no se abrirá mas para el, Triana al frente aún no cree que los ramos de romero brillaran por su ausencia, las barreras no lucirán mas su capote de paseo y Gonzalito, su fiel colaborador, dejará de montar en el callejón sus pequeños capotes y muletas, que tantas tardes de gloria dieron a la fiesta, en definitiva, la Maestranza no será la misma sin Curro....... Esto se decía “a priori”

Pero la vida continua y la fiesta sigue su curso normal, a pesar de los grandes obstáculos que últimamente está teniendo. Si pensábamos que Sevilla sería distinta sin Curro, el pasado Domingo de Resurrección pudimos comprobar que Sevilla sigue viva, y muy viva, Curro ya no figura en sus carteles, pero en beneficio de la fiesta, vienen arreando fuerte una serie de jóvenes promesas, que algunas ya son pura realidad, para en parte paliar la ausencia de los que se van.

La feria de Sevilla sigue viva, no pudo ser mas grato su inicio, cuando todos añorábamos la ausencia de Curro, en el patio de cuadrilla aparece un joven torero, una realidad con un presente muy halagüeño y un futuro consolidado, José Tomas, que en su primera actuación de la presente temporada consigue traer el antioxidante necesario en su capote y muleta para desentumecer los cerrojos de la Puerta del Principe.

José Tomas consiguió ver el puente Triana por encima de los hombros de los demás, a hombros, gracias a su toreo estático y estético que embrujo al entendido público del baratillo, con su peculiar personalidad y estilo de concebir el toreo puro de todos lo tiempos sin trampa ni cartón, pisando los terrenos donde el toro hace mas daño.

José Tomás ha puesto muy cara la feria de abril, ha conseguido que olvidemos por unas horas el olor característico de Sevilla; el romero, por la nueva fragancia que desprendía su capote en los quites por gaonera, y el perfume de su muleta al llevar el toro embarcado en la misma boca de riego. José Tomás ha conquistado Sevilla.

Si Sevilla era Curro y Curro era Sevilla, la historia contara en su día que José Tomás fue capaz de hacerlo olvidar al menos por unas horas.

Carlos V. Serrano
Abril 2.001
 




Últimas Opiniones

Azulejo homenaje al maestro Antonio Pérez en La Isla (18 Julio 2019)
Éxito de público y en lo artístico en la Plaza de la Isla (17 Julio 2019)
El matador Antonio Pérez será homenajeado en San Fernando (15 Julio 2019)
Curro Luque, TORERO en el ruedo y en la vida (06 Julio 2019)
“Miura”, una ganadería de leyenda (06 Julio 2019)
Antonio Pérez, 50 años de alternativa (19 Marzo 2019)
“La tauromaquia y la sociedad de principios del siglo XXI” (14 Marzo 2019)
A las cinco en sombra de la tarde se nos fue El Maestro Emilio Oliva Fornell (31 Diciembre 2018)
Carta abierta a Martin Vila, Primer Tte. de Alcalde Ayuntº de Cádiz (27 Noviembre 2018)
Un quite legal en el Congreso contra los antitaurinos (20 Septiembre 2018)


Subir