Francisco Mateos

Francisco Mateos

Periodista

11 Abril 2009

Hay que mojarse

La imagen que se está ofreciendo de la Maestranza estos días está siendo penosa y nos debe obligar a reflexionar a todos. La propia Real Maestranza debe tomar cartas en el asunto y no permitir proyectar una imagen tan dañina. No se pueden dejar de ofrecer tres corridas de toros. Los aficionados y la propia ciudad se merecen un número mínimo de festejos cada año, y tres corridas de toros de plena Feria con toreros importantes son muchas para no recuperarlas en otra ubicación una vez que se suspenden. La Maestranza debe preguntar qué está pasando. El aplazamiento es una figura que siempre ha ido inherente al mundo del toro. Al ser un espectáculo público en recintos casi siempre abiertos puede ocurrir esta circunstancia. El propio Reglamento regula la figura del aplazamiento.

La empresa anuncia ahora que no aplaza, sino que suspende. Cuestión de intereses económicos. Es una nueva norma. Aquí se han dado festejos en mañanas de Feria. Podrán decir los nuevos gestores que eso era en época del cada vez más recordado Diodoro, un excelente aficionado y sensible a Sevilla y sus gentes. Puede ser, pero también es cierto que hace cuatro temporadas, en 2004, se suspendió la corrida de toros de Miura y, aunque quedó suspendida, la empresa la rescató -como festejo nuevo- para el 12 de octubre, cierre del año. Me pareció un gesto muy bonito y de buen aficionado.

Ahora llevamos tres corridas de toros suspendidas y la empresa anuncia que son definitivas, que "esta empresa no aplaza, sino que suspende". No se sabe el argumento, salvo una difusa justificación de Eduardo Canorea: "La Feria tiene sus fechas y sus horas; las corridas son por la tarde y no por la mañana". En la disputa toreros-presidente de la última ssuspensión Canorea se alineó con los toreros y dijo que "yo estoy con ellos al 100% porque son profesionales como yo". Me parece perfecto. Pues no los abandone y ofrézcales la corrida el sábado por la mañana; o el lunes llamado antes de 'resaca'; o el sábado próximo por la tarde, previo a la primera novillada post-Feria; o el 1 de mayo, sin festejo en la Maestranza; o el viernes de San Miguel y así darle más entidad a este miniciclo. "Estoy con los toreros", asegura Canorea; pues que se vea. Ofrezca una alternativa a la suspensión y ayúdeles ante la 'cacicada' que vieron en la responsable actitud -mal llevada en la forma- del presidente Pulido.

Sevilla no puede quedarse sin ver las segundas tardes de Talavante para saber si despabila y remonta; el impredecible segundo paseíllo de Morante; la segunda corrida de un Juli maduro; una nueva oportunidad de El Cid para hacer historia; o la más que posible Puerta del Príncipe de Manzanares tras cortar una y dos orejas, respectivamente, en sus dos primeros paseíllos. La Maestranza tendrá algo que decir; en vez de avanzar vamos hacia atrás. No vale hacer una Feria de Sevilla que se hace por sí sola y un mínimo de razonamiento, y echar las cartitas en el resto de la temporada, sin imaginación ni incentivos. Hay que tener iniciativa para recuperar esas tres corridas y ofrecerlas, y por supuesto asumiendo el riesgo de la incierta taquilla en otras fechas; esa es el reto de todo empresario.

También tendrá algo que decir la Junta de Andalucía. El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía no puede blandear y dejar solo al presidente Antonio Pulido, que si bien cometió errores de formas, acertó de pleno en el fondo. Nadie duda de que el ruedo no estaba para torear. La Junta debe investigar si se pusieron los medios adecuados para mejorar el estado del ruedo en defensa de los aficionados los dos días anteriores. ¿Por qué los dos días anteriores no se trabajaba a destajo con maquinaria pesada en el uedo y ayer sí, con el cartel más rentable para la empresa de los tres si se llega a celebrar? Demetrio Pérez, delegado de la Junta en Sevilla, tiene que salir al paso para defender a Pulido de la encerrona: la empresa advierte a los tres espadas que si se suspende no se recupera la corrida en otra fecha, y los tres jóvenes, bajo el condicionante de su propia necesidad de un triunfo como sea en Sevilla, se ciegan los ojos de un lodazal para presionar al presidente y hacerlo blanco de comentarios tan injutos como crueles.

Precisamente la presidenta Anabel Moreno ha sido la apuesta personal en las presidencias de Demetrio Pérez, y ahí está lo sucedido el día de Victorino Martín y Liria, con la poca sensibilidad de no reconocer los dos errores graves ni a posteriori. La plaza de Sevilla no se puede convertir un día sí y otro también en centro de discusions y sospechas con trasfondos puramente económicos. Me parece bien que se luche desde la empresa por llevárselo 'calentito'; es lícito. De nada vale que Demetrio Pérez le dedique flores a la Feria de Abril actuando como presentador estrella de la rueda de prensa de la empresa al darlos a conocer y después no dé un golpe de timón para enderezar las cosas cuando se tuercen. Aquí no vale estar en el callejón de la plaza cada día para ver los toros desde la barrera. Aquí hay que mojarse; nunca mejor dicho...


Francisco Mateos
11 Abril 2008




Últimas Opiniones

Azulejo homenaje al maestro Antonio Pérez en La Isla (18 Julio 2019)
Éxito de público y en lo artístico en la Plaza de la Isla (17 Julio 2019)
El matador Antonio Pérez será homenajeado en San Fernando (15 Julio 2019)
Curro Luque, TORERO en el ruedo y en la vida (06 Julio 2019)
“Miura”, una ganadería de leyenda (06 Julio 2019)
Antonio Pérez, 50 años de alternativa (19 Marzo 2019)
“La tauromaquia y la sociedad de principios del siglo XXI” (14 Marzo 2019)
A las cinco en sombra de la tarde se nos fue El Maestro Emilio Oliva Fornell (31 Diciembre 2018)
Carta abierta a Martin Vila, Primer Tte. de Alcalde Ayuntº de Cádiz (27 Noviembre 2018)
Un quite legal en el Congreso contra los antitaurinos (20 Septiembre 2018)


Subir