José Manuel Femenia

José Manuel Femenia

Informador taurino

31 Agosto 2017

Triunfal El Juli en el final del ciclo empresarial del abono de El Puerto

Concluyó la Temporada Taurina estival en El Puerto y con ella parece que la dirección de la U.T.E Tomás Entero & Beca Belmonte también. Un año donde de nuevo los gestores no fueron innovadores en ideas, pocos festejos para una tierra tan taurina como ésta y apostaron a lo seguro, así el abono portuense trajo el reclamo de dos tardes para Morante y otras mismas a Manzanares, más un mano a mano con El Juli. Manzanares se cayó de los carteles por problemas de salud, pero no adelantemos acontecimientos y comencemos por el principio.

La apertura se inició con la sin caballos donde gracias a Dios todos los actuantes eran de la localidad menos el novillero de la vecina Sanlúcar, también bienvenido. Daniel Crespo estuvo presente en su tierra, aunque en ese cartel se echó de menos en la terna a gente de la provincia, en una distraída novillada.

Padilla de nuevo en esta plaza, que si pedimos gente de la provincia y de El Puerto para torear en la Plaza Real, el torero de Jerez es un fijo al que no debemos denostar. Ferrera fue un digno sustituto de Manzanares, está en un momento de dulce y su buen gusto y parsimonia transmite al aficionado que disfruta mucho con él. La terna la completó un joven y a veces temerario Roca Rey al que le queda mucho por aprender pero que su valor y aplomo llega al público que quiere y viene a verlo. Finito, en cambio se ve que al torear poco está muy parado, que le falta sitio, y si quiere volver a los ruedos necesita una puesta a punto antes de enfrentarse a un morlaco. López Simón llegaba con la vitola de triunfador de dos años acá y aunque su toreo vertical no guste a todos también se había ganado regresar a El Puerto. Garrido se presentó con ganas y buenos aires de esta nueva hornada de jóvenes toreros que apuntan hacia arriba, al igual que el jerezano de nacimiento y extremeño de adopción Ginés Marín que también le da un aire fresco a la fiesta y después de liarla en Las Ventas todos teníamos ganas de tenerlo en el abono de verano. Cayetano tomó el testigo de Manzanares en su segunda ausencia, el madrileño está toreando mucho este año y quiere reivindicarse en los ruedos, en nuestra localidad le sobraron ganas, actitud y le faltó suerte.

Morante tenía dos tardes y apareció como el personaje de ficción de Stevenson, en la primera tarde fue el Dr. Jekyll, un toreo con ganas y entrega que puso tesón e incluso lo vimos torear bien a pesar del ganado. En su segunda comparecencia en el esperado mano a mano Morante hizo de Mr. Hyde el malo de la novela, ni vio ni quiso ver a sus oponentes también sin funcionar, para más inri de la misma ganadería lidiada en su anterior paseíllo; tal fue la amargura del maestro de La Puebla, unido a todo lo que iba barruntando esta campaña que incluso al concluir el festejo decidió cortar la temporada de manera indefinida.

El triunfador del abono fue un torerao con carita aniñada llamado Julián López “El Juli”, con cinco orejas y un rabo, cinco años eran los que el torero llevaba sin pisar este albero, que se dice pronto, bueno, cosas de la tauromaquia, y vino como un novillero que quiso comerse el mundo, le dio igual que los toros acompañaran o no, porque él lo puso todo, ganas, valor, corazón, entrega y arte, un torero que tenía que haber estado más veces en la Plaza Real.

El invento de dejar la corrida de rejones fuera del abono no funcionó, debido al escaso público asistente, cuando en esta tierra el rejoneo ha sido siempre un punto de inflexión donde los aficionados han disfrutado de lo lindo con llenos históricos, decir que aunque no pude acudir a esa cita, el cartel estuvo compuesto por caballeros rejoneadores muy jóvenes que tampoco entusiasmaron a los asistentes del festejo. El apartado de ganaderías lo dejo para el final, siempre la misma polémica, bailes de corrales, que la presentación es muy justa, que éste sí o éste no es el toro del Puerto… El Puerto quiere un toro, simplemente eso, un toro y no un animal o cosa, con cuatro patas y cuernos, aquí se exige la seriedad y el trapío oportuno, una res que salga por chiqueros y la gente halague esa estampa, y que acometa con alguna codicia, y en El Puerto hace tiempo que esto no se ve, ¿por qué?, tal vez el mono-encaste, o que los figuras eligen el ganado más acorde a sus cualidades, o que la empresa no acertó, mil y una excusas pero lo cierto es que el toro es el motor de la fiesta y hay algunos que parece no enterarse todavía de esto. Una temporada con muchos trofeos, más de la cuenta si queremos darle seriedad a este coso, pero también hemos vivido buenas tardes de toreo.

José Manuel Femenia

 




Últimas Opiniones

Dos buenos toreros para la memoria. (15 Septiembre 2017)
Paco Bocanegra en el recuerdo (13 Septiembre 2017)
Y Morante dijo ¡basta!......en el Puerto (12 Septiembre 2017)
Triunfal El Juli en el final del ciclo empresarial del abono de El Puerto (31 Agosto 2017)
Fin de Curso (25 Agosto 2017)
El abono de El Puerto al alza aunque con matices (24 Agosto 2017)
El Puerto y sus circunstancias; balance de una temporada (22 Agosto 2017)
Balance en claroscuro para la temporada taurina en El Puerto (21 Agosto 2017)
¿Hasta cuándo Morante? (14 Agosto 2017)
Triste aniversario (21 Julio 2017)


Subir