Juan José Zaldivar Ortega

Juan José Zaldivar Ortega

Dr. en Medicina veterinaria y zootecnia

31 Mayo 2017

¿Quienes están detrás de esta barbarie? Primera parte

¿Acaso es lo que querían? Pues ya hace años lo han iniciado. Si a la difícil situación económica que vienen padeciendo los criadores de ganado bravo, teniendo que derivar sus hermosos toros para las fiestas populares, a la vez que reducen sus hatos cada año a un mínimo de cabezas, porque el número de festejos se viene reduciendo cada temporada, hay que agregar en adelante el sacrificio de una gran cantidad de reses, porque dan positivo a la dichosa prueba de la tuberculina, que no puede ser más dudosa, ya podemos hablar del ocaso o requiem de famosas ganadería.

Tales son los casos, entre algunos otros, porque el problema seguirá creciendo, de la dehesa de Sánchez Cobaleda (1923-2010), de la antigua ganadería formada por don José Vega, en 1910, con vacas del duque de Veragua XIV, de encaste Vazqueño y sementales de Santa Coloma, que fue adquirida en 1914 por los señores Villar-Vega, que dieron origen a los célebres toros patas blancas, que van de patitas a los mataderos. Al separarse estos hermanos, el lote correspondiente a Francisco Villar fue vendido a don Arturo Sánchez Cobaleda, pasando a la muerte de éste, en 1985, a sus actuales propietarios. A finales del 2010, triste noticia, se torna imposible la subsistencia de la vacada.

La ganadería salmantina Sánchez-Cobaleda, asociada a la Unión de Criadores de Toros de Lidia y emblemática del encaste Vega-Villar, por la línea de don Manuel Sánchez Cobaleda, ha eliminado el ganado de su finca: Castillejo de Huebra, tras haber solicitado el vacío sanitario. Según don José Manuel García, uno de sus actuales propietarios señaló que no hemos podido hacer nada por ir contra la Administración. Los ganaderos se han visto en la obligación de tomar la decisión, debido a una situación administrativa adversa, donde las bajas veterinarias hacían imposible la subsistencia de la vacada.

Doña Pilar Majeroni explicaba que la cantidad de vacas que teníamos que sacrificar cada año es tal que no se podía seguir así y añadía que la pérdida va unida a una carga emotiva después de cuatro generaciones criando patas blancas. En la actualidad la ganadería dispone únicamente de cuatro camadas de machos con el hierro Sánchez Cobaleda, en sus fincas extremeñas.
 

Lo que ningún ganadero desea le ha sucedido, entre otros, a don José Manuel Sánchez García-Torres, titular del hierro Sánchez Cobaleda. La vacada, histórica y de un ingente valor genético en los bóvidos de lidia, ha ido a parar al matadero. La oscuridad de los pasillos de una morgue zoológica ha dado la puntilla a unas reses tan singulares en su esencia, como en el pelo que hacía que los llamaran los patas blancas. El mismo fin han tenido los bóvidos de lidia de las divisas de la misma familia ganadera, los de Terrubias (encaste Santa Coloma) y José Manuel Sánchez (Murube-El Sierro). En total, han sido 600 las cabezas que han tenido un lúgubre y triste final en los terrenos de los matarifes.

Juan J. Zaldivar Ortega
 




Últimas Opiniones

Triste aniversario (21 Julio 2017)
La Isla dijo ¡Sí a los toros! (21 Julio 2017)
Elegio del Heroe (04 Julio 2017)
David Galván de nuevo con la Palma de Oro en Algeciras (25 Junio 2017)
El calor y el arte (25 Junio 2017)
“Ha muerto el diestro, en la Francia, se fue al cielo . su fragancia.” (18 Junio 2017)
¿Quienes están detrás de esta barbarie? Tercera y última parte (12 Junio 2017)
Del Puerto a la Isla (07 Junio 2017)
¿Quiénes están detrás de esta barbarie? Segunda parte (05 Junio 2017)
¿Quienes están detrás de esta barbarie? Primera parte (31 Mayo 2017)


Subir