Luis Rivas Asencio

Luis Rivas Asencio

Cronista taurino de diversos medios

07 Septiembre 2016

Triunfo de la juventud en un abono de estreno en El Puerto

Como pórtico del abono, tarde de reinauguración con nueva imagen y nuevos usos de la Plaza Real, recobrando en todo su esplendor el diseño originario de 1879. El apoyo de la Diputación, gestionando los fondos FEDER y el Ayuntamiento de El Puerto, ha sido fundamental, para orgullo y satisfacción de la ciudad y portuenses. Dos toreros jóvenes y con futuro como López Simón y David Galván, traspasaron el umbral de la puerta grande, acompañados de numerosos jóvenes que este año han poblado los tendidos y gradas. Una buena señal

En el ruedo festejo mixto con media entrada, abriendo plaza el rejoneador Diego Ventura, con toros de los Hermanos Sampedro, bajos de raza. Logró que se le entregara el público en una actuación completa, exponiendo mucho, toreando a la grupa con temple. Abrió la puerta grande, junto a López Simón, que se presentaba y cayó de pie, ante toros de Salvador Domecq, nobles, rajado el último y lesionado el tercero de lidia ordinaria.
El madrileño entendió bien a su primero, destacando series con la zurda y se pegó un arrimón en el último rubricando su labor con estocada de efecto, cortando tres orejas. Juan José Padilla, valiente y dándolo todo. Solo pudo cortar una oreja tras aviso y dio la vuelta al ruedo con petición, ante un animal lesionado durante la lidia y renqueante de los cuartos trasero. Como es habitual en el jerezano estuvo colosal en banderillas.

La novillada de Peñajara de Casta Jijona, dio buen juego, siendo aplaudidos en el arrastre, los lidiados primero, tercero y quinto. El sexto resultó complicado. El único trofeo de la tarde fue a las manos de Daniel Crespo, tras una faena que fue a más a base de constancia, fe y buen oficio, dando el sitio y temple adecuado al novillo, sobresaliendo el toreo con la mano izquierda. El sevillano Pablo Aguado, perdió el triunfo con la espada, tras rayar a buen nivel, especialmente con el quinto, el más bravo del encierro. Alfonso Cadaval dejó destellos de su clásico concepto en su primero, no rematando con la espada. Con oficio hizo frente a las complicaciones del último.

Los días grandes del abono trajo el triunfo de Manzanares y López Simón. El alicantino cortó dos orejas y tres del madrileño, tras aprovechar los mejores toros del envío de Juan Pedro Domecq. El encierro de Santiago Domecq, lidiados el 6 de agosto, tuvieron correcta presentación y nobles en conjunto, sobresaliendo el segundo hasta que se rajó y el sexto de buena nota. La magia del capote de Talavante hizo parar el aire, que sopló a veces con fuerza prácticamente todo el abono. Con firmeza de planta, mando y temple con el que hacía quinto, compuso momentos excelsos, matando de una estocada en su sitio, que le ayudó a cortar la oreja. Los “duendes”, de Morante se los llevó el levante. El primero de su lote de nombre “Canalla” no quiso ni verlo, este le echó algunas miradas sospechosas, que junto a la desconfianza y pocas ganas del de la Puebla, hizo que dividieran las opiniones con pitos. El segundo que le tocó, fue un toro ofensivo de cara, que solo permitió dar unos lances arrebujaíto y pare de juntar. Tras dos varas de largo metraje y leve probatura, se acabó el carbón. En los cuatro últimos años de comparecencia en la Plaza Real, no ha dado ni una mísera vuelta al ruedo.

Pudo haber cortado las orejas Borja Jiménez al que cerraba plaza. Fue el toro de la tarde. Tuvo humillación y vibración. El de Espartinas tiene raza y condiciones. Lo entendió a la perfección, sometiéndolo y dominándolo en una faena elegante y bien lograda, con muletazos por bajo. Todo lo echó a perder con la espada. Con el anterior puso voluntad y empeño ante una res que se desordenó en una voltereta. Hubo media plaza.
La tarde siguiente, con casi tres cuartos de plaza volvió López Simón a reafirmarse como uno de los toreros revelación de la temporada. Los toros de Juan Pedro Domecq, bien presentados en conjunto salvo el quinto bis. Nobles en líneas generales y bravo el sexto con el que Simón, estuvo en su línea cortando las dos orejas. Sebastián Castella sigue matando mal y sólo recibió saludos en su lote, dejando naturales lentos y cambio de mano de acentuada estética. Tuvieron sabor las verónicas de Manzanares y aprovechó la movilidad de su primero en una labor entonada y artística, dando pausa y aire. Con el quinto no llegó a romper la faena. Le valió la oreja al matar espectacularmente.

La última corrida de abono significó otro golpe de David Galván, que cortó tres orejas. El Cid paseó un trofeo y el Palco se lo negó a Curro Díaz. Fue una corrida entretenida y nadie se aburrió. Los toros de José Luis Pereda y la Dehesilla (4º y 6º) bien presentados, ofensivos de pitones y desiguales en juego, destacando el buen 3º. Fue una injusticia del Palco no concederle la oreja del que abrió plaza, pedida por unanimidad, a Curro Díaz, que hacía su presentación. El linarense encajó bien en la afición por su toreo de pellizco, con duende y finísimo concepto de toreo, Con el cuarto encastado no era fácil está en la cara. Le echó valor sereno y firmeza en una faena de mérito y sometimiento Arrancó la oreja El Cid de su segundo, otro toro encastado que se tragó las primeras tandas. Hubo hondura y temple.

Continuó la buena racha de David Galván de triunfos. Tiene el toreo metido en la cabeza, Cuajó dos buenas faenas de muleta, por su valor, disposición, quietud, ligazón e inteligencia, demostrando su capacidad y pisando terrenos comprometidos y de los que levanta a las gentes. Ese es el camino. Está moviendo la afición de este rincón, que buena falta hace. En la corrida de rejones, Leonardo Hernández fue luz en la noche, cortando tres orejas en una actuación espléndida. Quebró con acierto y ofreció con pureza los pechos de sus caballos. Andy Cartagena que pinchó en su segundo, también rayó a buen nivel, cortando una oreja y Sergio Galán fue ovacionado ante un desigual encierro de Benitez Cubero.

La novillada sin picadores incluida en el abono, resultó entretenida, viéndose las buenas maneras de Jorge Alba, José Baizán, Cristóbal Reyes, Rodrigo Molina, el más destacado y André Lagravere “El Galo”. Ante los erales de Los Azores.

En este tercer año de arrendamiento de la empresa Equitauro, S.L., se ha mejorado la presentación del toro, tanto de cara como trapío, dando un paso más para consolidar el tipo que debe venir al Puerto. Los canales autónomos de televisión, tanto Canal Sur, Telemadrid y Castilla-La Mancha, ofrecieron en directo la primera corrida que abrió temporada y “Movistar-toros”, las corridas estrellas del abono. Eso está bien por la difusión a nivel mundial y el conocimiento de las excelencias de El Puerto y su histórica Plaza Real.

Otra asignatura pendiente es la inclusión de matadores de la provincia y de El Puerto, que esperan un hueco en los abonos. En la actualidad hay media docena que están actuando en otras plazas y merece en contar con ellos. Habrá que estudiar y planificar fórmulas para acogerlos en algunas combinaciones. Los aficionados tienen la obligación de apoyar esta causa con su asistencia, no dando la espalda. Hay que ir a los toros conociendo toda su problemática, no sólo a ver cortar orejas, a ver poner pares de banderillas y a presenciar la actuación de aquel torero que le han dicho que es una figura. Hay que tener en cuenta que torear es el arte más difícil de entender y que la afición a los toros es una cosa innata.

Luis Rivas
 




Últimas Opiniones

Dos buenos toreros para la memoria. (15 Septiembre 2017)
Paco Bocanegra en el recuerdo (13 Septiembre 2017)
Y Morante dijo ¡basta!......en el Puerto (12 Septiembre 2017)
Triunfal El Juli en el final del ciclo empresarial del abono de El Puerto (31 Agosto 2017)
Fin de Curso (25 Agosto 2017)
El abono de El Puerto al alza aunque con matices (24 Agosto 2017)
El Puerto y sus circunstancias; balance de una temporada (22 Agosto 2017)
Balance en claroscuro para la temporada taurina en El Puerto (21 Agosto 2017)
¿Hasta cuándo Morante? (14 Agosto 2017)
Triste aniversario (21 Julio 2017)


Subir