Olga Pérez Puyana

Olga Pérez Puyana

Licenciada en Derecho, cronista taurino colaboradora de diversos medios y actual presidenta de la plaza de toros de El Puerto.

02 Septiembre 2015

Un resumen de lo resumido.

Resulta muy fácil y muy difícil a la vez resumir lo que ya de por sí ha sido más que resumido, sobre el papel ya de por si era más que breve pero ya en hechos ha sido un visto y no visto. La temporada más corta de su historia dejara poca historia en El Puerto de Santa María y yo sigo con las premisas que siempre plantee sobre ella y que en base a mi carácter siempre positivo y optimista sea así, una temporada de trámite, de salir del paso sacrificando festejos por el interés supremo de no sé un que, todo el mes de Julio en blanco, pudiendo haberse celebrado algún festejo más y dentro de la quincena de Agosto ha habido días sin festejos que tenían perfectamente cabida.

Esperemos que empresarialmente que llegué alguien con nuevos aires o se reajuste de forma correcta la empresa actual, ganas de trabajar, ímpetu en lo que ofrezca, originalidad en las combinaciones, un poco de cariño hacia la plaza, profesionalidad y experiencia, una política de precios más inteligente, abriendo zonas de precios especiales, cercana a los grandes grupos empresariales que manejan la fiesta pero no siendo uno de ellos, ni estar inmersa en ellos, en definitiva que sienta la fiesta como algo suyo y de todos, que cuide el producto toro y toreros al máximo nivel que es lo que siempre hemos esperado en su propio beneficio y en el de todos, ya que es algo que con toda lógica es lo que debe primar.

Siguiendo con la línea que siempre ha marcado nuestro quehacer en la plaza como Presidentes se han cumplido una vez más nuestros objetivos, pasar desapercibidos y realizar sin estridencias nuestra labor, destacando siempre lo más positivo que ha acontecido. Pese a los nublados y tempestades de empresas rotas enrarecidas y desavenidas, , pese a lo en contra de todo, y a que no es nunca una labor fácil ni grata siempre hemos actuado en base a los principios que nos marcamos desde el primer día, las decisiones se toman consensuadas y en base a la unificación de criterios.

Las actas están ahí públicamente, y quizás tanto abajo en el corral como arriba en el palco, no sean las decisiones mejores pero si las adecuadas las que se toman en cada momento, velando por el aficionado más purista pero también por el público que pasa por taquilla que es más numeroso y también tiene fuerza en momentos claves.

Sorprendente han sido las entradas de público en la plaza, mayor del esperado con lo que se ofrecía es la verdad.
Por muchos bulos, fantasmas donde no los hay, por muchos vehículos arrastrando animales y malos rollos que asolan nuestra fiesta y nuestra ciudad en concreto, que en lo taurinamente hablando es especialmente compleja, solo destacar que sí está claro que la fiesta está evolucionando, que los tiempos están cambiando y marcan otros ritmos y que la ausencias de aficionados puristas cada vez es menor y más significativa y por ende de menor peso.


Cada vez tiene menos cabida el radicalismo y los principios más estrictos, el público también tiene derecho a expresar sus opiniones y tan válido es en el momento actual aquel aficionado que disfruta con el arte como el que lo hace abiertamente con los toreros de fiesta y carreras desde el estribo, todo cabe, no debemos tirar piedras sobre nuestro ya de por si maltrecho tejado, todo ello se debe basar en el respeto, de unos y otros.

Insistiendo en desechos de lo negativo y realce de lo más significativo, mi memoria como aficionada solo retiene una faena de Enrique Ponce inteligentísima, maestro de maestros , una de Manzanares que la mitad se la debe a nuestra magnifica banda de música “Maestro Dueñas”, varios buenos ejemplares de Salvador Domecq, una Leonardo Hernández pulcra y profesional, y otros tantos ejemplares interesantes del encierro de Sebastián Castella así como su actuación del sexto, y sobre todo el final de ese festejo , un puñado de jóvenes que arroparon al torero y con ello a nuestra fiesta como gesto de la esperanza que aun albergamos en la continuidad de nuestra fiesta.

Porque en ellos está el verdadero valor de la continuidad, en la juventud a la cual hay que acercar a la fiesta respetando sus preferencias y sobre todo fomentando una afición hoy por hoy incomprendida y atacada desde multitud de frentes que solo siendo un único frente podemos salvaguardar, respetar y asegurar su continuidad.

Olga Pérez
 




Últimas Opiniones

Dos buenos toreros para la memoria. (15 Septiembre 2017)
Paco Bocanegra en el recuerdo (13 Septiembre 2017)
Y Morante dijo ¡basta!......en el Puerto (12 Septiembre 2017)
Triunfal El Juli en el final del ciclo empresarial del abono de El Puerto (31 Agosto 2017)
Fin de Curso (25 Agosto 2017)
El abono de El Puerto al alza aunque con matices (24 Agosto 2017)
El Puerto y sus circunstancias; balance de una temporada (22 Agosto 2017)
Balance en claroscuro para la temporada taurina en El Puerto (21 Agosto 2017)
¿Hasta cuándo Morante? (14 Agosto 2017)
Triste aniversario (21 Julio 2017)


Subir