Gacetilla Taurina

Nº 065 - Nació la primera crónica taurina

La Fiesta Brava dio un pasó definitivo en su evolución cultural la mañana del (20-06-1793), pues históricamente se publicó la primera crónica taurina, y con ella se inició la costumbre de que los periódicos dedicaran un espacio a la crítica de este espectáculo, misma que fue escrita por un espontáneo, apareciendo publicada en el Diario de Madrid. Un Curioso desconocido relató así aquella efeméride, de innegable valor para todos los aficionados:

“Muy Señores míos: Vmds. Suelen describir una máquina, extraer el argumento de las Comedias nuevas, hacer la descripción de una función extraña, como las que ha habido de los globos de Lupardi, y nunca he visto descrita una función de toros. Sin embargo, creo que el público lo agradecería; pero sea como fuere, ahí va la descripción de la fiesta última por si gustan darla a la Prensa, mientras piensan en lo que han de dar por materia para el día siguiente. La función última, que fue la cuarta de este año ejecutada en la plaza propia de los Reales Hospitales el día (17-06-1793), se hizo con asistencia por mañana y tarde del Sr. Juan de Morales Guzmán y Tovar, Corregidor de esta Villa. Picaron los 6 toros de la mañana Juan López y Alfonso García Colmillo. El primer toro fue de la vacada de don Joseph Gijón, de Villarubia de los ojos de Guadiana; entró a 14 varas, y a 10 banderillas, no hirió caballos, y lo mató Pedro Romero a la primera estocada.

El segundo toro fue de la vacada de D. Manuel Santos, vecino de la villa de Colmenar Viejo; entró a 13 varas, a 7 banderillas, mató dos caballos a la tercera vara, y a la quinta lastimó otros dos; le mató Joseph Romero a la quinta estocada. El tercer toro fue de la vacada fue de D. Francisco de Paula Marañón, del Alcázar de San Juan, entró levemente a 3 varas, y a 7 banderillas de fuego; lo mató Antonio Romero a la quinta estocada. El cuarto fue de Comelnar Viejo, entró a 15 varas, y a 6 banderillas; mató 3 caballos a la quinta, sexta y duodécima vara; lo mató Pedro Romero a la primera estocada. El quinto fue de Alcázar de San Juan; entró a 10 varas, 10 banderillas, y a la quinta vara mató un caballo y lastimó a otro. Joseph Romero lo mató a la primera estocada. El sexto fue de Joseph Gijón; entró a 14 varas, y a 7 banderillas; mató 3 caballos a la segunda, tercera y séptima vara, e hirió a otro caballo de muerte. Lo mató Pedro Romero a la primera estocada. En total 10 caballos muertos por la mañana.

Por la tarde. Picarona los cinco primeros toros Manuel Cañete y Miguel Pérez. El primer toro fue de D. Joseph Gijón; entró a 7 varas y 8 banderillas. Lo mató Pedro Romero a la primera estocada. El segundo fue de Colmenar Viejo; entró a 18 varas y a 10 banderillas, mató dos caballos a la segunda y duodécima vara, hirió otros dos, lo mató Joseph Romero a la primera estocada; saltó este toro la barrera cuatro veces. El tercero de Alcázar de San Juan, entró a 14 varas y a 6 banderillas; lo mató Antonio Romero a la primera estocada. El cuarto, de Colmenar Viejo, entró ligeramente a una vara y a 6 banderillas de fuego; lo mató Pedro Romero a la primera estocada. El quinto, de D. Joseph Gijón, entró a 10 varas y a 15 banderillas; lo mató Joseph Romero a la primera estocada.

“Los cinco toros siguiente –esa tarde se mataron 12 toros-, fueron picados por Pedro Ortega y Bartolomé Carmona. El sexto toro de D. Joseph Gijón entró a 17 varas y a 10 banderillas; hirió dos caballos, uno de ellos de muerte, matándolo Antonio Romero a la segunda estocada. El séptimo, de Alcázar de San Juan, entró a 16 varas y a 10 banderillas; a la cuarta y sexta varas remató a los dos caballos ya heridos. Lo mató Pedro Romero a la primera estocada. El octavo toro, de Colmenar Viejo, entró a 3 varas y a 7 banderillas de fuego; lo mató Joseph Romero a la primera estocada. El noveno, de Alcázar de San Juan, entró a 11 varas y a 8 banderillas; lo mató Antonio Romero a la primera estocada. El décimo toro, de D. Joseph Gijón; entró a 13 varas y a 7 banderillas; mató dos caballos a la tercera y quinta vara, rematándolo Pedro Romero a la primera estocada. De los dos últimos toros, el undécimo, lo estoqueó Estrada; pero con motivo de haber caído, y haber sido herido gravemente, lo remató Joseph Romero.

Si agrada al público esta relación que he hecho con el mayor cuidado, le repetiré en las funciones que faltan de este año con más anticipación. Su constante Suscriptor y apasionado.” Hay algo que destacar de esta reseña y de las que se publicaron después: la importancia de la procedencia del ganado.

En corrida de mañana y tarde en Madrid:

Caballos muertos: 20

Número de Varas 179

Número de banderillas 134

Número de banderillas de fuego a dos toros.
 


Subir