Noticias

Grave cogida de Perera en Burgos.

Grave cogida de Perera en Burgos.

28 Junio 2010

Burgos. 3ª de Feria. Más de dos tercios. Se han lidiado toros de Gavira, bien presentados y desigual en el juego.

El Fandi, oreja, silencio y oreja.
Manzanares, silencio en ambos.
Miguel Ángel Perera, ovación camino a la enfermería.



Toros de Gavira, aceptablemente presentados, flojos y nobles, a excepción del incierto cuarto que tuvo sus "cositas". Corrida baja de raza y de poco juego.

David Fandila "El Fandi": estocada trasera (oreja); estocada (silencio tras petición); y, en el que mató por Perera, estocada (oreja).

José María Manzanares: estocada (silencio); y pinchazo y estocada (silencio).

Miguel Ángel Perera: pinchazo y estocada, rematando "El Fandi" con cinco descabellos (silencio tras aviso, aunque previamente una larga ovación acompañó a Perera cuando pasaba a la enfermería).

En la enfermería fue operado Miguel Ángel Perera de "cornada en la cara posterior del tercio inferior del muslo izquierdo, con una herida inciso contusa con trayectoria anterior de aproximadamente doce centímetros que produce desgarros musculares, rotura de venas colaterales y contusión del nervio ciático. Pronóstico grave".

Tras la intervención Perera fue trasladado al Complejo Hospitalario de Burgos, según el parte que firma el doctor Juan Manuel Aguado.
 

CRÓNICA DEL FESTEJO


A GLORIA DE UNO Y LA SANGRE DE OTRO


Una corrida fácil sobre el papel, de toros cómodos por fuera y de mucha nobleza por dentro. Corrida que no empujó lo más mínimo quitando al descompuesto cuarto, que por no entregarse también fue el único que no dobló las manos.

No se explica el contratiempo del grave percance de Perera, cuando más seguro, más a gusto estaba toreando. Un toreo parsimonioso de acuerdo a las condiciones del astado, lento y suave, de inmaculada limpieza. Aunque no era una estética de gran profundidad, entre otras cosas porque no había ajuste en las formas.

Había muchas y muy claras ventajas para el torero, y por eso se entiende todavía menos la cornada. Pero al rematar una tanda por la derecha, el toro hizo un extraño y fue certero.

Perera no quiso darle importancia aun sangrando abundantemente. Y siguió en el ruedo desoyendo los consejos de las asistencias. Todavía antes de montar la espada se entretuvo en un par de pases que estaban de más. Y menos mal, se decidió por fin a entrar a matar. La sangre, muy escandalosa, anunciaba la gravedad de la cornada.

Fue luego el suceso de la tarde. Aunque cuentan también con otro signo las dos orejas que arrancó "El Fandi" por entrega y pundonor.

Tuvo poco contenido la primera faena del granadino por la falta de toro, un animal insulso y de tan pocas fuerzas que llegó a estar en el suelo antes de ir al caballo. Torito de medias y espaciadas arrancadas.

"El Fandi" lo banderilleó con la espectacularidad que acostumbra. Y lo toreó por alto en el último tercio dándole muchos desahogos, a media altura y con pases de uno en uno. Mucho esmero puso el torero para suplir la falta de emoción. Al matar a la primera, oreja al canto.

No pudo ser con el cuarto, toro descompuesto, con el que no valieron confianzas. Y eso que con el capote "El Fandi" todavía se permitió un quite por chicuelinas de rodillas y tres pares de banderillas con cierta facilidad.

La entrega del "Fandi" tuvo finalmente recompensa en el último, al que lanceó a la verónica con temple y gusto, luciéndose a continuación en un galleo por tapatías al paso. Banderillas con el consabido clamor. Y faena de muleta en las cercanías de chiqueros, de medios pases, sin embargo de mucha limpieza.

Acabó "El Fandi" desplantándose de rodillas en una escena que fue el delirio. Estocada, y la oreja que necesitaba para estar en la Puerta Grande.

Manzanares tuvo un primer toro derrengado más que blando, y desde luego muy desrazado. Un animal que fue al suelo antes que al caballo, que blandeó otra vez sin haber sido banderilleado, y que volvería a perder las manos hasta cuatro veces en el inicio de faena. Intentó Manzanares a pesar de todo lo imposible, naturalmente sin llegar a nada.

Y algo parecido en el quinto, al que como buen manso hubo que tratar siempre en las cercanías de chiqueros, y así y todo se negó a embestir cuando no andaba a costalazo limpio.
 EFE
 



 






Ăšltimas Noticias

Léa Vicens, ‘Socia de Honor’ de las amazonas
Diego Ventura se recupera en España de su lesión en el codo izquierdo
El Club Taurino de Lorca define los Premios de la Temporada 2019
Ayuntamiento y Comunidad de Madrid quieren devolver la actividad taurina a El Batán
Las XXIV Jornadas Taurinas de CyL llegan por primera vez a Palencia, este miércoles
Casa Palacio María Luisa, entrega los Premios nacionales ARTE TOREO ESPAÑA
José Enrique Moreno analiza en Nueva York el fenómeno Pablo Aguado
Una cúpula de 15 metros acogerá eventos en la plaza de toros de Bilbao
“El toro: contradicciones y sentimientos de un destino”, charla en el Albero de Conil
Clausurada con rotundo éxito La Semana Cultural de la Peña Taurina Francisco Montes “Paquiro” de Chiclana de la Frontera.
Andy Cartagena y Juan Fernando en hombros en Cadereyta (Méx)
Gran triunfo de Ferrera y Jaral de Peñas en Guadalajara (Méx)
El venezolano Jesús Enrique Colombo da la vuelta al ruedo en Acho
El español Perera y los mexicanos Saldívar y Adame salen sin triunfo en la Plaza México
De “El Niño de Bernardo” a Pepe Luís Martin



Subir