Noticias

Manolete, el mito (y III)

Manolete, el mito (y III)

11 Septiembre 2020

Articulo de opinión de Sergio Pérez Aragón



Cuando una figura de la talla profesional y personal de Manolete sube a los cielos, sin dejar del todo esta tierra, es porque se ha convertido en un mito. Fue el toreo del cordobés de innata personalidad donde brilla con luz propia su quietud, el valor, su facilidad frente al toro y el poder de una muñeca prodigiosa para dominarle. Citaba con la muleta muy retrasada, de forma que el embroque se sitúa a la altura de la cadera del maestro.

Así, los muletazos aunque cortos, unidos a la rectitud del torero y a la ligazón, acercan con facilidad la emoción a los tendidos. Destacó también por la gran seguridad que desde siempre tuvo con el estoque, llevando a cabo la suerte con pureza. Su hierático toreo tuvo un aliado que por circunstancias de aquella época fue un toro ligero de peso y corto de años, ya que rara vez se lidiaban cuatreños. Por el contrario, tenían la virtud de una mayor movilidad y repetición en las embestidas. A pesar de su inmortalidad, hay que reconocer que no fue un torero largo, ni variado, ni dado a los adornos, con un repertorio más bien corto, poco creativo y faenas un tanto estandarizadas. Popularizó y dio nombre a la manoletina, cuyo autor fue el torero cómico Rafael Dutrús “Llapisera”. Por otra parte, nadie dudó jamás de su total entrega en el ruedo lo que le llevó a recibir 33 cornadas a lo largo de toda su carrera. Sus números registran un total de 509 corridas de toros (448 en España, 7 en Portugal, 4 en Colombia, 10 en Perú, 2 en Venezuela y 38 en Méjico) además de 36 novilladas desde su debut con caballos.


De personalidad tímida, parco en palabras posiblemente por su dificultad en pronunciar la “r”, austero, seco, serio, de fuerte carácter y muy supersticioso, de torero siempre utilizó la misma camiseta interior de tirantes y jamás lució terno grana y oro. Generoso, nunca rechazó un festival benéfico, en Santander dos días antes de Linares había participado en la corrida de la Beneficencia de forma altruista. Fue icono de la moda, abrigos, gabardinas, pañuelos, chaquetas blancas, zapatos bicolor y gafas ovaladas, todo lo que vestía originaba influencia. Políticamente nunca se decantó ni a favor ni en contra del régimen de la época, en su primera temporada mexicana se reunió en una comida con los exiliados republicanos, y fue gran admirador de Primer Ministro Británico Winston L. S. Churchill por su papel en la II Guerra Mundial. A él, le regala la cabeza disecada del toro “Perdigón”, ganadería de Escobar, que había estoqueado en Valencia el 22 de julio del 44 cuya frente lucía un mechón blanco en forma de “V”, símbolo que con frecuencia el político ingles mostraba abriendo los dedos índice y corazón en señal de victoria. La carta personal de agradecimiento por el regalo se conserva en la Museo Taberna Lagartijo de Linares. A la muerte del diestro, el político y militar remitía una carta de condolencias a su señora madre.


La preocupación que siempre rondó la cabeza de Manolete fue su vida sentimental, los cuatro años en pareja con Lupe Sino, los mejores y a la vez los más tormentosos. Por su timidez, nunca se supo de un exceso de relación con mujeres. El único noviazgo conocido, anterior a la actriz, fue con una cordobesa de clase alta y de familia vasca cuya relación con el diestro no fue consentida, encontrándola casada a su vuelta de la primera temporada americana. De aquel su primer amor frustrado dicen aparecieron las mechas blancas que lucía en el pelo. Lupe Sino, su nombre artístico, era una joven natural del pueblo alcarreño de Sayatón, de nombre Antonia Bronchalo Lopesino, morena, de melena ondulada y ojos verdes a la que se le relacionó con un comisario político capitán del ejército republicano. Fue presentada al diestro por la cantante y bailaora Pastora Imperio, esposa que fue de Rafael “el Gallo”, en el Bar Chicote de Madrid en 1943, tenía 26 años. Pronto nació el amor entre ellos e iniciaron una vida marital, algo impensable para la época. Cómo actriz no llegó a pasar de papeles secundarios, eso sí, junto a directores y actores de reconocido prestigio. En el 42 participó en “La famosa Luz María” de Fernando Mignoni, siendo pareja de Manolete en el 44 “El Testamento del Virrey” de Ladislao Vajda, y desaparecido el diestro en el 48 “El marqués de Salamanca” de Edgar Neville.

 

 

Su popularidad no llegaría precisamente de la gran pantalla y sí del idilio contraído con el diestro. La relación entre ambos pronto se estabilizó, no siendo bien acogida ni por el entorno profesional del diestro, que la conocían como “la serpiente”, ni por el familiar, sobre todo su madre para quien era “la buscona”. Su gran amor fue rechazada tanto por su entorno como por la sociedad, quien además de volcar sobre ella todo tipo de mentiras y falsedades llega incluso a negar su nacionalidad española y se extiende el bulo de que era mexicana. El diestro pasó los momentos más felices de su vida junta a esta mujer, compartiendo con ella las dos últimas campañas americanas, como así lo refleja su cambio de talante y de carácter cuando marcha lejos de su gente. Ya en el lecho de muerte Manolete, se le permite verle y despedirse, no antes, para inmediatamente marchar para Madrid. Al poco parte para México, rueda la película un año después y contrae matrimonio con un abogado de igual nombre que Manolete, Manuel Rodríguez. Ya separada, diez años después regresa a Madrid donde muere súbitamente de una hemorragia cerebral en septiembre del 59. La pasión entre ambos se llevó al cine con la película Manolete (2007) con Adrien Brody y Penélope Cruz como actores protagonistas del director holandés Menno Meyjes .


Del año 39 al 42 fue Hermano Mayor de la Hermandad de Jesús Caído y la Virgen de la Soledad en la parroquia de San Cayetano, conocida como “la de los toreros” al llegar a contar entre sus hermanos con su tío abuelo José Dámaso “Pepete”, Manuel Fuentes, Lagartijo y Guerrita, hoy día lo es Enrique Ponce y Rafael Jiménez “Chiquilín”. El museo de la cofradía cuenta con un traje de luces morado y oro, color de la túnica del titular y hermanos, estrenado en una de sus actuaciones en la Maestranza sevillana, además de unas medias, una camisa, documentos firmados por el diestro y su vara de Hermano Mayor. Su madre, Dª Angustias, en 1950 dona un varal para el paso de palio en cuya base se recoge.


Córdoba cuenta orgullosa la ruta de Manolete: su nacimiento en el número 2 de la calle Conde Torres Cabrera; la Iglesia de San Miguel donde fue bautizado; la Plaza de la Lagunilla, a donde se traslada tras morir su padre; el grupo escultórico en la Plaza del Conde Priego, una iniciativa del su amigo Carlos Arruza; tabernas con recuerdos del diestro como la de Paco Acedo, Santa Marina, La Sacristina, la Fuenseca o Rincón de la Beatillas, sede de la Tertulia “Manolete”; el Museo Taurino de Córdoba con una sala en exclusiva; Iglesia de San Jacinto sede de la Hermandad Jesús Caído; el Colegio Salesiano donde estudió; su casa en la Avenida Cervantes, hoy restaurante de alta cocina; La Iglesia de San Nicolás donde tuvieron lugar los funerales y su extraordinario mausoleo en el cementerio de la Salud.


Con motivo del centenario de su nacimiento, en el 2017 fue nombrado Hijo Predilecto de Córdoba. Ha inspirado a pintores, directores de cine, escultores, músicos, más de 600 publicaciones literarias y más de 1.500 poemas catalogados. En la historia taurina de Córdoba han nacido toreros inigualables, como la Dinastía de los Califas, Lagartijo, Guerrita, Machaquita, el Cordobés, pero ninguno como Manuel Rodríguez Sánchez “Manolete”. “Allí naciste torero / porque lo quiso tu sino / con tu tristeza de sauce / y tu empaque de obelisco” (Adriano del Valle, poeta sevillano).

 

Sergio Pérez Aragón
 

 



 






Ăšltimas Noticias

Román y Escribano triunfan con una gran corrida de Santiago Domecq en Cabra
Roca Rey rompe con sus apoderados, Ramón Valencia y José Antonio Campuzano
Figuras y "modestos" alternan en los carteles de la "gira de reconstrucción"
Festejos a emitir por televisión
La plaza de toros de Illumbe avanza hacia su transformación en un pabellón multiusos
Escribano, Román, Ponce y Curro Díaz, anunciados en dos mano a mano en Cabra
Oreja de ley de Arturo Saldivar en festejo en línea en México
Castella corta la única oreja de un decepcionante mano a mano en Nimes
Leonardo Hernández corta dos orejas en la matinal de rejones de Nimes
El mexicano Silveti corta dos orejas en el festejo de 150 años de Piedras Negras
Miguel Tendero corta la única oreja de la "miurada" de Almoguera
Juan Leal triunfa en Nimes (Francia) con un bravo toro de Domingo Hernández
Ponce corta tres orejas ante una notable corrida de Victoriano del Río en Nimes
Presentado el XXI Encuentro Andaluz de Escuelas Taurinas
La Junta y la FTL organizan un circuito de novilladas en Castilla y León



Subir