Noticias

Oreja para Francisco de Manuel y sólida actuación de Ángel Téllez en Madrid

Oreja para Francisco de Manuel y sólida actuación de Ángel Téllez en Madrid

24 Marzo 2019

Madrid. Novillos de Fuente Ymbro, de excelentes hechuras y de juego variado. Flojo y un punto a la defensiva, el nobilísimo primero. Noble pero justito de raza, el segundo; bueno, el tercero; apagadito pero manejable también, el cuarto; y más bruscos informales y sin clase, quinto y, sobre todo, el sexto. La plaza registró algo más de un cuarto de entrada (8.432 espectadores, según la empresa)
 



Rafael González, de sangre de toro y oro: pinchazo y estocada (silencio); y estocada caída delantera (silencio).
Ángel Téllez, de celeste y oro: media tendida y atravesada, y descabello (ovación tras aviso); y estocada tendida y desprendida (ovación tras aviso).
Francisco de Manuel, de verde manzana y oro: estocada (oreja tras aviso); y estocada (ovación).

En cuadrillas, Héctor Vicente agarró dos buenas varas al primero, al que pareó con solvencia Miguel Martín. Buena brega al tercero de Iván García, que saludó también tras banderillear al sexto, al que, dicho sea de paso, lidió muy bien Juan Carlos Rey.

El novillero Francisco de Manuel, que cortó una oreja a un gran "fuenteymbro", se erigió este domingo en el primer triunfador del año en Madrid, en una tarde en la que lo más destacado llevó la firma de Ángel Téllez, que, aun sin trofeos, hizo una demostración de solidez, oficio y brillantez al natural.

De buenas hechuras y generoso cuello fue el primero de Ángel Téllez, segundo de función, al que el madrileño fijó con mucha solvencia con el percal. Anda sobradísimo este Téllez, muy capaz y con un oficio propio del que va a tomar la alternativa en dos semanas.

Lo demostró también por la manera de dosificar y exprimir a un novillo noblote pero con el depósito de fuel justito. Lo mejor, llegó con la zurda, la mano que maneja a las mil maravillas; sobre ella le pegó algunos naturales de un trazo extraordinario, con una limpieza, una cadencia, un gusto y una naturalidad maravillosa.

No fue faena compacta, pues tampoco había material para redondear, y, aunque la gente estuvo demasiado fría con él, lo que está claro es que si sigue por esta línea hay torero a la vista.

Y vaya que si lo hay, pues con el quinto, más informal y desclasado volvió a mostrar una solidez y una consistencia abrumadora. Muy asentado sobre la arena y muy de verdad en todo momento con un novillo nada claro y al que le pegó alguno suelto tan exquisito como meritorio. Pero otra vez no le tuvieron en cuenta.

El que sí calentó los tendidos fue Francisco de Manuel a cambio de un toreo menos pulcro y amontonado ante un novillo bueno de verdad como fue el tercero, el mejor de un bonito pero desigual envío de Ricardo Gallardo.

El de Arganda del Rey, desacertado con los palos, anduvo lo que se dice animoso, haciendo las cosas acordes a los cánones de ahora, es decir, todo muy en corto, a veces colocado en la pala del pitón y amontonando pases y más pases de dispar calidad.

Esa sensación de ligazón del formato tiovivo de los muletazos fue lo que hizo que la gente entrara en una faena que, eso sí, tuvo el perfecto colofón de una gran estocada, entrando muy recto, muy despacio y enterrando el acero en la misma yema, de esas que por sí sola valía la oreja que acabo cortando.

Pero no pudo redondear con el brusco y áspero sexto, que embestía a oleadas y pegando cabezazos. De Manuel puso mucho empeño, sin querer tirar la toalla tan fácilmente, mas fue imposible armar faena lucida ante tan desabrido animal. Otro espadazo fue nuevamente lo mejor de su labor.

Una lástima que al primero Rafael González no le acompañaran las fuerzas, pues fue novillo nobilísimo y con voluntad de embestir, aunque condicionado por su extrema blandura, algo que hizo que por momentos se defendiera, e, incluso, se metiera ligeramente por los dos pitones.

Lo mejor aquí fueron las dos varas que agarró Héctor Vicente y los pares de banderillas de Miguel Martín, pues la faena de González, que lo intentó sobre ambas manos, sin embargo, no tomó vuelo en ningún momento.

Tampoco dijo mucho con el cuarto, un novillo más apagadito pero que no se comía a nadie, de esos que dejan estar. Pero González no lo vio por ningún lado, diluyéndose a lo largo de un trasteo tan insulso como anodino. EFE
 



 






Últimas Noticias

Juan José Padilla homenajeado en Jerez
El Maestro Antonio Pérez homenajeado en el Encuentro Taurino de la Isla de San Fernando
La Feria del Sol venezola de Mérida 2020, tiene carteles(
Cartagena conquista Tlaquepaque
Solo vuelta al ruedo a El Galo en su confirmación en La México
Fabián Barba y Andy Cartagena triunfan en Calvillo
Fandi, Morante y Perera cierran con un toque de arte la feria de Latacunga (Ecuador)
El Fandi y Miguel Ángel Perera, indultos en Latacunga
Gran afluencia de visitantes en la II jornadas de puertas abiertas en la Plaza de toros de El Puerto de Santa María.
Paco Ureña sueña con triunfar en la Plaza México
Algeciras. La Escuela de Tauromaquia presume de haber ganado ocho certámenes en 2019
Ante Morante y Roca Rey, Marcillo toma alternativa e indulta
Huesca sale a concurso para su gestión durante los próximos cuatro años
Vicente Ruiz “El Soro” y Javier Vázquez dirigirán la carrera de Jesús Duque
‘Mesa Redonda’ en Sevilla sobre el futuro novilleril



Subir