Noticias

El Fandi, con una oreja, pone algo de luz al final de una tarde gris

El Fandi, con una oreja, pone algo de luz al final de una tarde gris

21 Abril 2018

Sevilla. Seis toros de Fuente Ymbro, bien presentados aunque de desigual remate y hechuras, que dieron también juego variado. A falta de un punto más de raza, y aunque algunos terminaron rajándose, predominó en su comportamiento una manejable nobleza, en especial en el caso de primero y sexto.



uan José Padilla, de blanco y oro con remates negros: estocada trasera tendida (vuelta al ruedo tras petición de oreja); estocada delantera (silencio).

El Cid, de tabaco y oro: dos pinchazos y estocada atravesada (silencio; media estocada tendida y dos descabellos (silencio).

El Fandi, de malva y oro: estocada baja (silencio); estocada (oreja).

Decimotercer festejo de abono de la feria de Abril, con tres cuartos del aforo cubiertos (unos 9.000 espectadores), en tarde nublada, ventosa y con lluvia intermitente.

El granadino David Fandila "El Fandi", que cortó la única oreja, puso hoy con su espectáculo y su toreo populista algo de luz al final de una oscura tarde de toros en la Maestranza, en el que era el decimotercer festejo del abono de la feria de Abril.

ABRIL BAJO LOS FOCOS

Justo cuando estaban picando al primer toro ya se encendió la luz artificial de la Maestranza: el cielo, encapotado de gris, amenazaba con la lluvia que luego caería intermitentemente a lo largo de una tarde que se mantuvo oscura en lo ambiental y en lo taurino.

Y no fue hasta el último turno cuando El Fandi, aprovechando la dulzura de "Observador", acertó a poner algo de luz y espectáculo a un festejo que pareció por todo ello fuera de contexto de la siempre luminosa feria de Abril. Quizá por ser el decimotercero del abono...

La nobleza y las dóciles embestidas de ese toro de Fuente Ymbro se dejaron ver desde el saludo capotero del granadino, antes de que, coincidiendo con el apretón más fuerte del aguacero, se planteara un presunto duelo de quites entre el mismo Fandi y Juan José Padilla.

Fandila quitó por aparatosos faroles y caleserinas, replicó Padilla por ligeras chicuelinas y aún respondió el titular con volanderas zapopinas y una media de rodillas, con el ruedo, afortunadamente, apelmazado por el agua y sin posibilidad de que se levantara polvareda.

La gente, hasta entonces comedida en su aburrimiento, despertó de entre los paraguas y aún se enervó más con un ampuloso y espectacular tercio de banderillas protagonizado por El Fandi, que, como en sus mejores tiempos, hizo alarde de facultades en todos los terrenos para juguetear y clavar los palos en el lomo del agradecido astado gaditano.

Y aún siguió la fiesta cuando tocaron a matar, porque el veterano granadino comenzó la faena en los medios con las dos rodillas en tierra, para dejar ver claramente la calidad del toro, que seguía la tela en un recorrido largo y entregado.

El resto del trasteo, amenizado por la banda, estuvo salpicado de altibajos e incoherencias, entre el puñado de muletazos buenos despaciosos que merecía el toro y que acertó a darle El Fandi y otros acelerados y sin asiento, aunque manteniendo el tono efervescente que, tras una buena estocada, le sirvió a El Fandi para pasear el único trofeo de la corrida.

Otro le habían pedido antes a Juan José Padilla del primero, al que recibió con una apurada larga de rodillas a portagayola. Tuvo este castaño hechuras de bisonte, pero también una nobleza franciscana con la que el torero de Jerez se desenvolvió con comodidad y con una ligereza y vulgaridad que en realidad no ameritaron esa posible oreja que se pidió con amplia generosidad.

Entre esos dos capítulos, prólogo y epílogo, la corrida no pasó de ser un relato monótono y de nula trascendencia, pues El Cid estuvo visiblemente desconfiado ante un lote que, por lo bueno que hicieron ambos toros en los escasos momentos en que se asentó con ellos, no pareció como para justificar tantas cautelas del sevillano.

Esa misma prevención aplicaron tanto Padilla como El Fandi con los otros dos ejemplares de Fuente Ymbro que completaron el sexteto, un tercero con temperamento y tendencia a rajarse y un cuarto de movimientos deescordinados al que un excesivo castigo de la muleta le hizo también a desentenderse de la pelea. EFE
 



 






Ăšltimas Noticias

Carteles temporada grande mexicana 2018-19
La temporada mexicana de Diego Ventura arranca el próximo 2 de noviembre en San Luis Potosí
La Federación de Entidades Taurinas de Cataluña premia a Diego Urdiales y a Zabala de la Serna
Mañana comienza las XXII Jornadas Taurinas en Arévalo (Álava)
Emilio de Justo sustituye a Paco Ureña en Acho
Las XXIII Jornadas Taurinas de Castilla y León abordarán el estudio de la dimensión internacional de la Tauromaquia
Jiménez Fortes, premiado con el Estoque de Plata ‘Antonio Ordóñez’ de la Diputación de Málaga
Siete exposiciones, un ciclo de cine y música de pasodobles ambientan la celebración del Congreso Internacional de Tauromaquia en Murcia
Plaza 1 convoca los Premios Periodísticos 2018
Ganaderías designadas para el Bolsín Taurino de Ciudad Rodrigo 2019
Manuel Escribano y El Tato, fin a dos años de apoderamiento
El fichaje de Morante por la casa Matilla inaugura el baile de apoderamientos
X Premio Paquiro para Roca Rey
El Cid dirá adiós a los ruedos en 2019 tras veinte años como matador de toros
El Hotel Wellington de Madrid convoca la 1ª Edición de la entrega de “El Capote de las Artes”.



Subir