Noticias

Solo una oreja para Castella en la cuarta de Cali

Solo una oreja para Castella en la cuarta de Cali

30 Diciembre 2009

Cali (Colombia). Martes 29. Feria de Cali, cuarta corrida, tres cuartos de entrada. Toros de Juan Bernardo Caicedo, bien presentados, pero flojos . Sebastián Castella, palmas, saludos desde el tercio, y oreja. Luis Bolívar, silencio, palmas y aplausos cariñosos


FICHA DEL FESTEJO


Seis toros de Juan Bernardo Caicedo (Torrestrella- Torrealta) vareados en su conjunto, desiguales de cara, que no tuvieron fijeza en los capotes y de poca duración, excepto el segundo, bueno, que se partió ambos pitones en el primer tercio de la lidia.

Sebastián Castella: Estocada honda (silencio), entera baja (saludo tras petición) y pinchazo y estocada baja (oreja).
Luis Bolívar: Entera caída de efecto rápido (palmas), pinchazo y casi entera desprendida (silencio) y pinchazo y estocada (silencio)
Tarde calurosa y soleada con buena entrada en los tendidos.
El subalterno español Curro Molina saludó montera en mano tras parear al quinto.


CRÓNICA DEL FESTEJO
 

El festejo terminó con decepción en el ambiente. Apenas una oreja cortó Castella a su tercer toro en medio de la natural expectativa que despertaba el mano a mano entre el triunfador de la temporada europea y el mejor torero de Colombia.

Causa de ello la fue la frustrante incapacidad de los toros de Caicedo para durar en el engaño y hacer posible muletazos profundos y series ligadas.

Tampoco se sintió rivalidad hasta el corte de la oreja de parte del francés. Dos toreros ensimismados, que no quisieron robarle capotazos al otro, sin los guiños y el picante que debe tener un duelo.

Castella intentó lucirse en quites, pues los toros no mostraron fijeza en el capote y no hicieron posible buen toreo a la verónica. Sobresalió uno por chicuelinas.

Luego, en la muleta, trató de no agotar las embestidas de arranque e insistió hiératico ante el primero, al que le costaba mucho embestir, pero la tomaba bien cuando se animaba.

El público se le entregó tras un arreón del toro que a punto estuvo de tener consecuencias, entonces Sebastián apuntó una gran serie por derecha.

Lo intentó entonces con la izquierda sin acoplarse. El toro desarrolló su instinto de defensa y miraba al torero enturbiando los intentos de Castella.

Rajado terminó el toro en tablas, muestra clara de su falta de raza.

Su segundo no duró tampoco. El inicio fue toreando en línea sin exigir al toro. No se acopló con la izquierda de inicio. Sigue con la derecha aunque luego lo engancha bien en la siguiente serie, dejándosela puesta y logrando ligar los muletazos diestros.

Vinieron dos redondos, que siguieron a otros tantos puesto muy cerca ante el animal, que ya tardeaba y salía distraído de la muleta. Con ello logró el efecto deseado, por lo que la petición de la segunda oreja tras el espadazo fue elocuente.

El quinto de la tarde, ofensivo de pitones, fue recibido con tres cambiados con la muleta tras un primer tercio de trámite.

Logró series, que fueron cortas inquieto por que el toro dure y permita la faena, que no es del todo limpia, pues, apagado ya, el toro no remata las suertes.

Bolívar tuvo la mala suerte de que se estrellara contra un burladero el segundo de la tarde, que fue el mejor del festejo, el único que rompió en el último tercio.

Sus ofensivos pitones se quebraron, pese a lo cual el caleño brindó al público e insistió en hacer faena a un toro con su defensas mutiladas. El respetable ciertamente lo demandaba.

Cambiados por la espalda de inició a su segundo, tras intentarlo en vano con el capote.

Al toro le faltó profundidad para seguir los engaños, ganas de cogerla por bajo, fondo. Intentó alegrarlo con molinetes, pero el toro tenía ya pocos pases, quebrando así las ganas de Bolívar.

En el sexto sobresalió su quite por saltilleras, capote a la espalda. Lo intentó de inicio al natural con las dos rodillas en tierra.

No tuvo claridad el toro por ninguno de los dos pitones, colándose en alguna arrancada, con lo cual no desistió el colombiano que continuó en su afán inútilmente.

Todo estaba ya consumado.

El público, decepcionado, abandonaba las gradas mientras que Castella y Bolívar sin expresión en el rostro, con el sabor sucio de la impotencia, emprendían camino a la puerta de salida, aquella que no pudieron cruzar en hombros, triunfalmente.

EFE







 






Ăšltimas Noticias

De Sal y Oro de El Puerto hace su presentación
Mario Sánchez de la escuela de Ubrique triunfador de la competición de escuelas de Cádiz
Último parte médico de Gonzalo Caballero
La sombra de la tragedia planeó sobre el final de las fiestas del Pilar
Álvaro Burdiel abre la Puerta Grande en el Camino hacia Las Ventas
Peligrosa cogida al banderillero Mariano de la Viña en la Feria del Pilar
“Pocapena”, de Montalvo, cierra la Feria del Pilar de Zaragoza 2019
“Linterna”, de Jandilla, cierra la temporada en Madrid en la final del Camino Hacia Las Ventas
Resumen de los festejos celebrados hoy 12 octubre en España
Gonzalo Caballero, cornada "muy grave" que secciona la vena femoral
Del "tabacazo" a Caballero a la locura desmedida por Colombo en las Ventas
El Cid se va a hombros en Zaragoza de los ruedos españoles
Miguel Ángel Perera corta dos orejas en el festival de Sevlla
Seis Toros de Hnos. García Jiménez, Olga Jiménez y Peña de Francia para hoy en Zaragoza
La Maestranza cuelga el “no hay billetes”



Subir