Noticias

Con cabeza y sentimiento, Castella se va por la puerta grande en Bogotá

Con cabeza y sentimiento, Castella se va por la puerta grande en Bogotá

12 Febrero 2018

Bogotá (Col 11 feb) Toros de Ernesto Gutiérrez Arango, bien presentados y de juego desigual. Con posibilidades segundo, tercero bis (que sucedió a uno que se rompió de salida un pitón) y quinto.

Sebastián Castella (grana y oro): palmas, oreja y dos orejas. Espada trasera y desprendida, más golpe de descabello. Espadazo y golpe de descabello. Espadazo.

Ramsés (sangre de toro y azabache): pasó a la enfermería con lesión en el húmero de su brazo derecho, luego de ser arrollado por su primero cuando intentaba dar una larga cambiada.

José Garrido (azabache y oro): silencio, saludo y silencio. Espada desprendida. Dos pinchazos hondos y un golpe de descabello. Tres pinchazos y media suficiente.



El diestro francés Sebastián Castella se fue por la puerta grande, tras cortar tres orejas en la cuarta de abono de la plaza Santamaría de Bogotá.

El festejo terminó en un obligado mano a mano entre Castella y el torero español José Garrido, después de que el colombiano Ramsés terminara con lesión ósea en el brazo derecho cuando lidiaba su primer enemigo.

Los toros de Ernesto Gutiérrez cumplieron, en términos generales.
CASTELLA CORTA TRES OREJAS EN OBLIGADO MANO A MANO CON GARRIDO

Tarde de contrastes la cuarta del abono bogotano con un claro triunfador, el francés Sebastián Castella, quien se fue a hombros con tres orejas trabajadas tercio a tercio y suerte a suerte.

Su primero fue soso. Aparte, se quedaba corto en sus viajes, tanto en el capote como en la muleta. El francés se puso firme y mandón para escanciar lo poco que había dentro de su enemigo. Alguna tanda con la mano derecha logró trascender a los tendidos.

Mejor versión aún resultó ser su exposición en la faena al obligado segundo de la tarde, que debió afrontar luego del percance sufrido por Ramsés, al intentar el diestro bogotano un cambiado de rodillas que terminó en fractura del húmero.

Ahí, ante un toro que no prometía, Castella elaboró, con temple y pies firmes, una lidia que tuvo incluso raptos de arte y series macizas de naturales con la izquierda. Oreja a ley y complacencia de una plaza que le rindió tributo.

Y la carrera ascendente no paró en el quinto, al que le cortó las dos orejas, luego de someterlo para concebir una obra en la que, además de hilvanar las tandas de mano derecha se sobrepuso al viento hostil que acompañó casi todas las suertes.

Con cabeza y corazón, Castella se hizo a la llave de la puerta grande y volvió a escribir su nombre en los anales de la Santamaría.

No la tuvo fácil, o al menos clara, José Garrido con el que abrió tarde. Mirón y con tendencia a medir cada viaje, el de Gutiérrez terminó por sembrar desconfianza en el torero español.

El cuarto de la tarde se movió sin alcanzar el galope de los buenos. Garrido lo fue metiendo poco a poco en su trapo rojo hasta hacerlo romper, en especial con el pitón izquierdo. Las bernardinas del cierre estuvieron marcadas por la sinceridad. La opción de un trofeo se evaporó en el acero.

En el último no hubo química y las cosas tomaron rumbos distintos para Garrido y para el del hierro caldense, hasta terminar en abulia EFE
 



 






Últimas Noticias

Andrés Vázquez quiere enseñar con 85 años la suerte de matar a nuevos toreros
Seis de San Pelayo para el mano a mano de rejones en Madrid
Resumen de los festejos celebrados hoy en España
Solo dos orejas en un largo y pintoresco festejo en Brihuega
Castella puerta de los concules
El mexicano Joselito Adame se aprovecha también de las rebajas de San Isidro
Padilla y Cayetano cortan tres orejas cada uno y salen a hombros en Lucena
Cinco de Alcurrucén y uno de Lozano Hermanos para esta tarde en Madrid.
Castella: "Una oreja en Madrid siempre cuenta, pero venía a por mucho más"
Solo Castella "toca pelo" en una tarde de listón bajo
Con "Jacobino" se despide Padilla de Madrid
El mexicano Luis David consigue una sola oreja de un gran toro de Domecq
Cinco de Juan Pedro y uno de Parladé esta tarde en Madrid
Muere Ramón Vila, quien fuera por más de 30 años cirujano-jefe de la Maestranza
Manolo Vanegas, ingresado en Salamanca con una preocupante lesión cervical



Subir