Noticias

Alejandro Rodríguez gana la esperpéntica final del "Camino hacia Las Ventas"

Alejando Rodriguez

Alejandro Rodríguez gana la esperpéntica final del "Camino hacia Las Ventas"

08 Octubre 2017

Madrid.  Un novillo -el primero- de José Luis Marca, manso y descompuesto, y seis erales de Jandilla, el séptimo con el hierro de Vegahermosa: Noble y flojo, el segundo; mansurrón, el tercero; encastadito el cuarto; noblote, el quinto; frenado el sexto y bueno el séptimo. La plaza registró menos de un cuarto de entrada.



Adrián Henche, de grana y oro, fue cogido por su primero, del que se hizo cargo el sobresaliente Víctor Manuel Rodado: dos pinchazos, media, veinticuatro descabellos y tercer aviso (leves pitos tras tres avisos).

Alejandro Rodríguez, de azul noche y oro, de la escuela José Cubero "Yiyo" de la Comunidad de Madrid: casi entera caída y cuatro descabellos (ovación tras aviso); y estocada y tres descabellos (vuelta al ruedo tras aviso).

Diego San Román, de carmín y oro, de la escuela José Cubero "Yiyo" de la Comunidad de Madrid: bajonazo (ovación tras aviso); y estocada (ovación).

Jesús García, de blanco y oro, de la Fundación "El Juli": estocada caída y atravesada (oreja); y tres pinchazos y casi entera caída (ovación tras aviso).

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria de Victorino Martín Andrés.

En la enfermería fueron asistidos Adrián Henche de "contusión dorso-lumbar" y Víctor Manuel Rodado de: "contusión en primer dedo y escafoides de mano derecha", ambos de pronóstico reservado

El novillero Alejandro Rodríguez se ha alzado hoy con el VI certamen sin caballos "Camino hacia Las Ventas" en una final esperpéntica, en la que Adrián Henche cayó lesionado, igual que el sobresaliente Víctor Manuel Rodado, que escuchó los tres avisos, teniéndose que cancelar la lidia del quinto utrero.

UNA DEL PROFESOR BACTERIO

Una fórmula que la reglamentación y el pliego permitía, pero que indignaba sobremanera al aficionado. Tres novilleros sin caballos y uno con picadores por delante, que es el que hace, precisamente, que el de hoy se pudiera catalogar como festejo mayor y cuente para el cómputo global de los espectáculos obligatorios por año en Madrid.

Inventiva que puso en marcha la temporada pasada la empresa saliente, pero manteniendo para su celebración la tradicional mañana dominical de la Feria de Otoño, y sin ahorrarse un festejo como ha hecho ahora Plaza 1. Picaresca a la máxima potencia, y a coste casi cero.

Y no pudo salir peor el experimento cuando Adrián Henche caía lesionado en el que abría plaza, novillo manso y descompuesto, que lo dejó fuera de combate en el ecuador del trasteo.

Salió el sobresaliente Víctor Manuel Rodado, desprovisto de un mínimo de facultades y experiencia para resolver. Se vio en la medrosa manera de entrar a matar y en el posterior sainete con el descabello. Los tres avisos eran inevitables. Qué vergüenza. Y no tanto por Rodado, que también, sino por la empresa, incapaz de traer un sobresaliente con garantías.

El propio Rodado pasó después a la enfermería aquejado de un golpe en la mano, y no hubo otra que cancelar la lidia del quinto. Se consumaba el desastre total.

Y es una pena arrancar así la tarde cuando lo relevante era ver cómo tres jóvenes aspirantes se disputaban la sexta edición del "Camino hacia Las Ventas", una final desnaturalizada por tantos desafortunados y lamentables sucesos.

Ya metidos en harina, lo más brillante de la función, más allá de los trofeos, llevó la firma de Alejandro Rodríguez, que plasmó los mejores muletazos en su noble y blando primero, al que instrumentó una faena muy templada y elegante, con naturales extraordinarios por lentos, hondos y encajados. Se atascó con el descabello.

Más intermitente se mostró con el quinto, pero al que, igualmente, le robó muletazos sueltos de exquisita firma en una labor en la que lo dio todo, llegando a ser volteado por tres veces. Otra vez el verduguillo le privó de tocar pelo.

El triunfador numérico de la tarde y del certamen fue Jesús García, que sorteó un primero berreón y encastadito, al que ligó pases de manera desigual por los dos pitones. Pero la faena caló entre la gente, de ahí que, tras estocada tan efectiva como defectuosa, cortara una orejita.

El mismo argumento con el buen séptimo, al que toreó con tanta largura como poco ajuste. Falló a espadas.

Diego San Román dejó detalles ante un eral que amagó con rajarse pronto, y al que supo sujetar para pegarle un par de series asentadas por el derecho dentro de una laboriosa y larga faena.

EFE - Javier López





 






Últimas Noticias

Ministerio de Cultural confirma su compromiso con la Tauromaquia
El adios del “Bombero Torero y sus enanitos”.
Una cornada al mexicano Castellanos en una novillada con destellos de "Toñete" y Marcos
Se impuso la maestría
Daniel Luque triunfa en Pachuca y corta dos orejas
José Tomás toreará el 12 de diciembre en México por las víctimas del terremoto
Hermoso de Mendoza cierra a hombros la temporada taurina en plazas de primera
Triunfal broche en Jaén con Ventura, Fandi y Curro Díaz a hombros
Padilla corta 4 orejas y un rabo en corrida dio alternativa a Antonio Cama
Lama de Góngora cuaja una buena faena y corta dos orejas en Ajacuba (México)
Cayetano Rivera recibe el alta hospitalaria tras su grave cornada
"Titanico" de Bohorquez cierra El Pilar 2017
Triunfalista derroche de orejas, entre el populismo y el fervor patriótico
Ventura y Luis David Adame triunfan en la "Pinzoniana" de Palos
Curro Díaz, primer triunfador de la feria de San Lucas de Jaén



Subir