Noticias

Una orejita y una zurda de oro en el tributo a Fandiño en Las Ventas

Una orejita y una zurda de oro en el tributo a Fandiño en Las Ventas

18 Junio 2017

Madrid. Cuatro novillos de José Luis Marca, bien presentados y, a excepción del apagado tercero, de buen juego. Noble y con poca raza, aunque bueno por el izquierdo, el primero; encastado, el segundo; y el manso tercero "rompió" a bueno en la muleta. Quinto y sexto fueron sendos "remiendos" de El Cortijillo, mansurrón el primero y bueno el último. La plaza registró un cuarto de entrada (10.337 entradas vendidas, según la empresa) en tarde muy calurosa. 

Ángel Jiménez, de blanco y oro: casi entera trasera y tendida (ovación tras aviso); y pinchazo y estocada (ovación tras aviso).
Ángel Sánchez, de grana y oro: media atravesada (palmas); y estocada (ovación).
Jesús Enrique Colombo, de nazareno y oro: estocada desprendida (silencio); y estocada desprendida (oreja).
 



En cuadrillas, impecable y eficaz brega de Iván García al quinto.

Al finalizar el paseíllo se guardó un minuto de silencio en memoria del matador de toros Iván Fandiño, fallecido en la tarde-noche de ayer a consecuencia de una gravísima cornada en la ciudad francesa de Aire Sur L'Adour.


Una "orejita", diminutivo que viene a calificar el escaso peso que tuvo el premio logrado por el venezolano Jesús Enrique Colombo, y la zurda de oro que volvió a exhibir Ángel Sánchez fue lo más destacado de la novillada con la que se rindió tributo al malogrado Iván Fandiño hoy en Las Ventas.

RÉQUIEM POR EL COMPAÑERO CAÍDO

 

No era el mejor contexto para disfrutar de una tarde de toros. El dolor por el recuerdo de Iván Fandiño lo inundaba todo. Banderas a media asta; y la plaza, un sepulcro en el respetuoso y emocionante minuto de silencio previo a un paseíllo trenzado también en el más absoluto silencio. Auténtico escalofrío.

Gestos serios, algunas lágrimas y muchas miradas al cielo, como tratando de buscar entre las nubes una razón, lógica o no, que aliviara tanto desconsuelo por la pérdida del "León de Orduña", que ayer, por desgracia, dejó de rugir para siempre.

De ahí que la tarde de hoy se convirtiera en un improvisado réquiem por el compañero caído. Los tres brindaron al cielo, y los tres, cada uno en su estilo y dentro de sus posibilidades, cumplieron con una muy interesante novillada.

Y, lo que son las cosas, lo mejor de la función se quedó sin premiar, o, lo que viene a ser lo mismo, "la orejita" que cortó Colombo del sexto no estuvo a la altura de una tarde en la que el mejor toreo lo firmaron los otros dos actuantes.

Ángel Jiménez dejó retazos de su expresivo toreo en el "parte plaza", un utrero noblote, de poquita raza y clase, pero, por dónde, sacó calidad por el izquierdo cuando le hacían las cosas con suavidad, sin violentarlo.

El ecijano se entendió más y mejor por ese lado, por donde extrajo muletazos sueltos de categoría dentro de un conjunto al que le faltó redondez, precisamente, al sobrarle en algunos momentos cierta brusquedad en "los toques" para lograr compactar las series.

En el cuarto volvió a pasar algo similar. El novillo, manso en los primeros tercios, sin embargo, "rompió" a bueno en la muleta. Y Jiménez, todo entrega, llegó a cabo una labor que no acabó de tomar vuelo hasta el último momento.

Abusó el sevillano en el inicio de un toreo demasiado periférico, hasta que, por fin, se ajustó con el utrero en un fin de obra de altos vuelos. Faltó rúbrica con los aceros.

Su homónimo madrileño, Ángel Sánchez, evidenció nuevamente que es uno de los novilleros más prometedores del escalafón, aunque la gente hoy no le valorara en su justa medida. Su primero fue un novillo encastadito, con más "carbón" que entrega por el derecho, y más franco por el izquierdo.

Sobre los mimbres de la naturalidad y el clasicismo, Sánchez le pegó varias "lapas" al natural que fueron auténticos carteles de toros por la pureza, la hondura y el sentimiento que hubo en la interpretación. Es verdad que faltó conjuntar las series, pero el sabor que dejó fue extraordinario.

Como también lo hizo en el mansurrón quinto, primer "remiendo" de El Cortijillo, con el que volvió a rayar a gran altura por lo bien que trató de hacer las cosas en todo momento. Destacó sobremanera una tanda sobre la zurda. Los vuelos al hocico, con mucha suavidad, y conduciendo al animal al ralentí y hasta muy atrás. Cumbre. Pero la gente, otra vez, sin acabar de enterarse.

Colombo puso muchas ganas en su primero, novillo frenado y sin clase, que acabó también parándose. El venezolano anduvo animoso y variado con el capote, atlético en banderillas, y para de contar, pues con la muleta fue un quiero y no puedo con un animal remiso y desfondado.

El sexto, en cambio, sí que se dejó. Y Colombo, que pegó alguno relajado, gustándose, en cambio, no acabó de cuajarlo por completo por refugiarse en el pico de su muleta.

Hubo actitud y entrega, sí, pero que le sobraron precauciones, también. Lo mejor, la estocada final, tirándose como un león. La oreja que logró se antoja demasiado premio a una labor que no salió de las simples apariencias. Le debían la de San Isidro... EFE

 

 



 






Últimas Noticias

Ministerio de Cultural confirma su compromiso con la Tauromaquia
El adios del “Bombero Torero y sus enanitos”.
Una cornada al mexicano Castellanos en una novillada con destellos de "Toñete" y Marcos
Se impuso la maestría
Daniel Luque triunfa en Pachuca y corta dos orejas
José Tomás toreará el 12 de diciembre en México por las víctimas del terremoto
Hermoso de Mendoza cierra a hombros la temporada taurina en plazas de primera
Triunfal broche en Jaén con Ventura, Fandi y Curro Díaz a hombros
Padilla corta 4 orejas y un rabo en corrida dio alternativa a Antonio Cama
Lama de Góngora cuaja una buena faena y corta dos orejas en Ajacuba (México)
Cayetano Rivera recibe el alta hospitalaria tras su grave cornada
"Titanico" de Bohorquez cierra El Pilar 2017
Triunfalista derroche de orejas, entre el populismo y el fervor patriótico
Ventura y Luis David Adame triunfan en la "Pinzoniana" de Palos
Curro Díaz, primer triunfador de la feria de San Lucas de Jaén



Subir