Noticias

Apoteosis de Ponce, que indulta y corta otras seis orejas y rabo en Istres

Enrique Ponce

Apoteosis de Ponce, que indulta y corta otras seis orejas y rabo en Istres

19 Junio 2016

Istres (Francia) Tres toros -primero, tercero y quinto- de Juan Pedro Domecq, cómodos y de entre los cuales destacó el tercero, premiado con la vuelta al ruedo; y otros tres -segundo, cuarto y sexto- de Núñez del Cuvillo, de los que brilló el cuarto, de nombre "Esparraguero", número 20, de 508 kilos, negro mulato de capa y nacido en noviembre de 2011, que fue indultado.  La plaza se llenó por completo. 

El balance artístico de Enrique Ponce, que actuó como único espada, fue el siguiente: oreja, oreja, dos orejas y rabo, dos orejas y rabo simbólicos, oreja y oreja.

 



El diestro Enrique Ponce protagonizó una apoteósica actuación hoy en Istres (Francia), donde actuó como único espada para acabar indultando un gran toro de Núñez del Cuvillo, cortar los máximos trofeos de uno de Juan Pedro Domecq, premiado con la vuelta al ruedo, y pasear otras cuatro orejas más.

INIMITABLE

Una tarde para el recuerdo y que ya forma parte de los anales de la historia de la plaza francesa de Istres y de la propia carrera de Enrique Ponce, que protagonizó una actuación antológica, con dos cimas fundamentales: el rabo que le cortó al gran "juanpedro" lidiado en tercer lugar y el indulto del "cuvillo" que hizo cuarto.

También humo momentos muy emotivos y peculiares que dieron al espectáculo un toque diferente. La interpretación musical de la corrida fue extraordinaria, pero el momento clave fue cuando a la muerte del cuarto toro Ponce se metió entre bastidores para despojarse del traje de luces y enfundarse un esmoquin.

De los seis toros que saltaron al ruedo Ponce logró el máximo de cada uno de ellos. Cortó una oreja de sus dos primeros oponentes, de Juan Pedro y Cuvillo, respectivamente, tras sendas faenas en las que el oficio, la técnica y la sapiencia fueron las principales armas del de Chiva.

Pero ya en el tercero aquello adquirió un cariz de grandeza. El toro, de Juan Pedro Domecq, fue extraordinario, y con él se fajó Ponce para instrumentar una faena elegante y templada, muy sentida y con mucho gusto. Labor siempre a más, como el toro, al que acabó cortando las dos orejas y el rabo entre el clamor de los tendidos.

Aún habría más, porque el destino le tenía deparado a Ponce a "Esparraguero", de Cuvillo, un dechado de bravura, clase y hondura en sus embestidas, y el valenciano se dio un festín de toreo. Tanto por la derecha como por la izquierda. Todo muy reunido y conjuntado; y muy bello, como el propio toreo de Ponce, que provocó el delirio del respetable con las "poncinas" finales.

La gente empezó a pedir el indulto, que el presidente acabó concediendo para el deleite general. Qué faenón y qué maravilla de toreo del maestro de Chiva.

En el quinto salió ya Ponce ataviado con un elegante esmoquin, y así, a base de elegancia y de infinita sabiduría taurina, logró Ponce otra oreja más del quinto y del sexto para redondear una tarde de ensueño y de toreo de muchos quilates EFE



 






Ăšltimas Noticias

"Sin toros no hay paraíso”
"Rompeolas" de Juan Pedro, abre la corrida de la "nueva normalidad taurina en El Purto
Un inspirado Emilio de Justo se lleva el mano a mano con Enrique Ponce en la corrida nocturna de Plasencia
I Campus de Toreo en El Puerto de Santa María
Exposición fotográfica en la PlazaReal de El Puerto
David de Miranda emerge de entre la decepción y el sopor el Huelva
Perera mantiene su idilio con Huelva hasta en la "nueva normalidad
Ponce corta seis orejas y un rabo en su "encerrona" en Navas de San Juan
Triunfo grande en Estepona de Salvador Vega; Cayetano con dos orejas
Ventura y Ponce triunfan en la "nueva normalidad" taurina de Osuna (Sevilla
La corrida del 140 aniversario de la Plaza Real cuelgade El Puerto el cartel de no hay billetes
Álvaro Chinchón y Nacho Torrejón, dos orejas cada uno en Añover de Tajo
Ignacio Candelas y Víctor Barroso, triunfadores de la cuarta clasificatoria en Constantina ‘sin público’
Festejos a emitir por televisión
La terna se entregó más que los "adolfos" en la segunda de Ávila



Subir