Noticias

Orejas para Hermoso y Spinola en la México

Pablo Hermoso de Mendoza

Orejas para Hermoso y Spinola en la México

24 Febrero 2014

México, D.F. . Vigésimoprimera corrida y última de la Temporada Grande. Unas 22 mil personas en tarde agradable. Dos toros de Julio Delgado (1o. y 5o.), para rejones, nobles y cinco de Lebrija, correctos de presentación y en general de poco juego,


Pablo Hermoso de Mendoza: Oreja y palmas.
Fermín Spinola (solferino y oro): Oreja y división.
Arturo Macías (azul rey oro): Ovación y palmas.
Fermín Rivera (verde hoja y oro): silencio y palmas.



.Un cerrojazo con diversos matices fue el que se vivió este domingo en la Plaza México, pues culminó la Temporada Grande con una tarde en la que hubo aspectos muy variados y en la que tanto Pablo Hermoso como Fermín Spínola cortaron una oreja, mientras que Arturo Macías construyó una faena muy interesante y Fermín Rivera se estrelló con un lote imposible.

Pablo Hermoso de Mendoza tuvo una actuación a tono y, simplemente, en su nivel de figura del toreo. Su primero tuvo nobleza y acudía obediente, aunque le faltó un puntito más de transmisión para que el caballista armara la escandalera. Sin embargo, el navarro hizo las cosas con serenidad y torería e hizo disfrutar a lomos de “Disparate”, cambiándole los lados al toro mientras cabalgaba a dos pistas.

Muy torero el caballo “Viriato” (que nos recuerda en sus formas a aquel “Ícaro”), llegándole mucho al toro y llevando los pitones a milímetros, y “Pirata” no se quedó atrás, sobre el que Pablo colocó banderillas cortas y realizó su característico desplante telefónico. Una faena muy limpia, con medida y torería, rematada con el rejón de muerte y que le valió una bien ganada oreja.

El segundo de su lote también tenía nobleza, sin embargo contaba con poca fuerza y había que irlo encelando mucho. Pablo hizo gala de sus recursos y el clímax de su labor fue con “Habanero”, cuajando piruetas a corta distancia e incluso utilizando esta suerte a la alta escuela para provocar las embestidas del ejemplar. Gran par a dos manos para rubricar una labor que finalmente no tuvo premio al fallar con el de muerte.

La segunda oreja de la tarde fue para Fermín Spínola, que anduvo variado con el capote y espectacular con las banderillas. Ya en el tercer tercio, el toro se quedó paradito y espiaba al torero, que se quedó quieto y expuso con mérito. Fulminante fue la estocada con la que liquidó al de Lebrija, misma que le hizo acreedor a una oreja.

Spínola lidió en segundo lugar un sobrero de Javier Garfias (pues el de hierro titular se despitorró), un toro con movilidad y clase en sus embestidas. Bien con capote y banderillas (destacando un par al violín y con quiebro), y ya en el tercer tercio se mostró con solvencia técnica, aunque dio la impresión que no terminó por “romperse” y se notó con cierta frialdad. Esto fue captado en los tendidos, pues se esperaba el tema fuera a más, y tras fallar con la espada todo quedó en palmas entremezcladas con algunos pitos, dejando escapar la posibilidad del triunfo ante este buen toro.

La faena de la tarde fue cuajada por Arturo Macías, que con estoicismo ejecutó un estrujante quite por gaoneras que hizo rugir al tendido, en el pasaje capotero más intenso del festejo y quizá de la campaña. Con la muleta, el de Aguascalientes fue estructurando un trasteo en el que brillaron los momentos de reposo, templando y toreando muy despacito, como pocas veces se le había visto a Macías en este coso.

También dejó buenos instantes al natural, aunque por este pitón el toro protestaba. Hacia la recta final de la faena, el de Lebrija comenzó a escupirse y buscar tableros, pero Macías tuvo el correcto recurso de dejarle la muleta en la cara y llegó incluso a torear en redondo. Muy entregado y ya en el terreno de tablas, fue volteado en un par de ocasiones, ya con el toro desarrollando sentido.

La posibilidad del triunfo se esfumó cuando “caló” al toro en la estocada y tuvo que volver a tirarse a matar, incluso llegando a descabellar. Finalmente, el público le reconoció con una cálida ovación desde el tercio.

El segundo de su lote era un tanto incierto y tendía, además, a no prestarse para tandas largas pues aguantaba pocos muletazos antes de frenarse. Arturo estuvo insistente, intentando por todos los caminos, pero el trasteo no cobró relieve y el toro terminó por deslucir en sus acometidas.

Fermín Rivera tuvo poca tela de donde cortar, pues sus dos ejemplares ofrecieron nulas opciones de triunfo. Es cierto que el primero tenía nobleza y cierta toreabilidad, pero era complicado lucir dado que terminaba con la cabeza a media altura y no se empleaba con mayor codicia. Fermín regaló algunos buenos derechazos, pero sin que pudiera exisitir mayor ligazón.

Su segundo anduvo por el mismo tenor, pues iba muy deslucido a los engaños, sin transmitir mayormente. Y aunque Fermín plantó cara con entrega y afición, siempre haciendo las cosas con buena técnica, el toro no fue agradecido y la cosa terminó por diluirse.

De esta forma terminó una campaña más, una Temporada Grande para la que desde ya comienzan los distintos puntos de análisis y reflexión.

altoromexico.com



 






Últimas Noticias

Sevilla y Madrid, cimientos de cristal de otra temporada cogida con alfileres
Incontestable triunfo de Emilio de Justo en Almendralejo (Badajoz)
Festejos a emitir por televisión
La Movida Andaluza
Gran faena de Luque, dos orejas en Morón, y Marín, una de un toro de Miura en la corrida del Domingo de Ramos
Matilla anuncia para mayo atractivas ferias en Vistalegre, Jerez y Valladolid
Recital al natural de Curro Díaz en Herencia
oreja a Ragfaelillo y Lamelas en Jaén
Ginés Marín lanza su imagen de campaña para la temporada 2021
La reaparición de Manuel Díaz “El Cordobés” se retrasa al 17 de abril
Gran dimensión de Carlos Aranda, a hombros con Diego García, en Ossa de Montiel
Gran actuación de Esaú Fernández en Ossa de Montiel
La Junta de Andalucía estudia una línea de ayudas adicional a la ganadería brava
Tauromaquia, Progresismo, Libertad.
Dos orejas para David de Miranda y ovaciones para Diego Urdiales en Ubrique



Subir